Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un diputado del PP, socio de la firma investigada por la Fiscalía Superior

El alcalde de La Mojonera compró acciones de Gesponiente tras beneficiarla con suelo municipal

Naves construidas por Gesponiente en La Mojonera (Almería). Ampliar foto
Naves construidas por Gesponiente en La Mojonera (Almería).

El diputado del PP y alcalde de La Mojonera (Almería), José Cara, se convirtió en socio del dueño de la constructora Hispano Almería, Miguel Ángel Morales, solo dos meses después de firmar con el empresario un contrato de permuta de terrenos municipales para que este construyera 16 naves industriales en 2004. Es decir, el regidor firmó en julio de ese año las escrituras públicas de un convenio de permuta de terrenos del Ayuntamiento para ceder a Gesponiente —filial de Hispano Almería— unos suelos municipales para levantar las 16 naves, a cambio de un invernadero destinado a equipamientos deportivos. Y solo dos meses después, el 10 de septiembre de 2004, Cara compró 144 acciones de Gesponiente por 72.000 euros al ver el negocio redondo que se avecinaba. El diputado acertó de pleno y Gesponiente arrojó jugosos dividendos los años venideros —en pleno boom del ladrillo— al vender al menos 12 de las 16 naves por unos 250.000 euros cada una. La compraventa de acciones nunca trascendió y para evitar sospechas se cerró en una notaría de Almería capital.

La relación societaria entre Cara y el constructor dará previsiblemente un giro al caso Halsa después de que la Fiscalía Superior haya remitido la investigación a Almería al no hallar pruebas contra Cara y haber prescrito que en 2000 Hispano Almería pagara obras en casa del senador y alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez Comendador. Dada la condición de aforado de Cara, la juez Ana Belén Vico, titular del Juzgado 3 de Instrucción de Almería, remitirá al Tribunal Superior de Justicia (TSJA) la investigación que atañe al diputado popular, presidente de la Comisión de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural del Parlamento. La declaración de actividades, retribuciones y bienes de Cara, publicada en la web del Parlamento, no refleja participaciones societarias.

José Cara. ampliar foto
José Cara.

“No soy, ni nunca he sido, socio absolutamente de nadie. Tampoco de ellos. No contesto sobre mi actividad privada porque no le interesa a nadie”. A pesar del ofrecimiento de este diario para mostrarle la escritura notarial de compraventa de acciones, Cara negó la mayor y rechazó haber sido socio de Morales. El día de la firma acudieron a la notaría junto al diputado y los Morales (padre e hijo), el concejal de Agricultura de Roquetas de Mar, Nicolás Manzano (PP), que adquirió otras 144 acciones por 72.000 euros. “No tengo nada que ver”, alegó Manzano, en línea con la negativa de Cara. Ambos participaron durante al menos un lustro del reparto de beneficios de Gesponiente a sus cinco socios —incluido Ángel Sánchez, ya fallecido—, según fuentes de la constructora.

Eso sí, el reparto de dividendos por parte de Gesponiente, una sociedad dedicada a la compraventa de inmuebles pero sin empleados, siempre se realizó en b y con dinero negro, confirman fuentes de la firma. El constructor Morales rechazó ayer pronunciarse al respecto.

Antes de Navidades la Fiscalía Superior escaneó los 8.000 documentos de la contabilidad b de la empresa, que apuntan a pagos de comisiones ilegales cuyo destino han sido supuestamente las arcas del PP de Almería y en menor medida al PSOE. El caso Halsa incluye recibos con abonos para las elecciones municipales, pero también para campañas autonómicas o nacionales del PP, dado que incluye recibos fechados en 2008. Además, el alcalde de Roquetas de Mar y presidente del PP de Almería, Gabriel Amat, recibió supuestamente regalos por importe de 11.085 euros durante 23 años desde Hispano Almería, la constructora que más contrató con este Ayuntamiento, según refleja su contabilidad b.

Las dádivas también fueron entregadas a ocho alcaldes, entre ellos Cara, la delegada del Gobierno en Andalucía y exalcaldesa de Adra, Carmen Crespo, Rodríguez Comendador, tres regidores socialistas, además de decenas de concejales y funcionarios de Ayuntamientos y la Diputación almeriense.

Las diligencias intentan determinar si Hispano Almería mantuvo un sistema de pagos (que sumó 8,5 millones) a dirigentes políticos a cambio de la adjudicación de obras. Las pesquisas se centran en Roquetas de Mar, pero La Mojonera pese a su reducido tamaño (9.000 habitantes) contrató una veintena de obras con Hispano Almería durante la última década, según refleja el listado interno de la firma. Entre ellas destaca un museo, un centro de usos múltiples y la construcción de las naves industriales (que en realidad ejecutó Gesponiente), identificada con el número 415 en el listado.

Además del diputado, los Morales han sido socios del jefe de la oposición socialista en Roquetas, Juan Fernando Ortega Paniagua, y del arquitecto municipal Javier Macías, que recibió sobornos supuestamente por 1,1 millones a cambio de visar obras.

En su decreto, la Fiscalía Superior ya apuntó la existencia de la compraventa de acciones que implicaba a Cara, pero sin que sus pesquisas ofrecieran frutos.

Una notaría en la capital para eludir sospechas

El alcalde de La Mojonera desde 2003 y diputado desde 2008, José Cara, firmó las escrituras para el convenio con Gesponiente en julio de 2004. Sin embargo, se abstuvo en el pleno municipal que aprobó el acuerdo con la que meses después se convertiría en su empresa. Más tarde, una inspección de la Junta identificó que la permuta de suelos con Gesponiente se había realizado sin abonar el IVA, pero el Ayuntamiento salió en defensa de la empresa y finalmente el conflicto se solucionó. Ningún funcionario municipal estaba al tanto de que el propio alcalde era accionista de la empresa amenazada de sanción por la Junta.

Para firmar la inclusión de Cara y el concejal de Roquetas Nicolás Manzano sin levantar sospechas, los protagonistas escogieron la notaría de Alberto Agüero de Juan en Almería capital. Agüero, custodio del protocolo de la compraventa de acciones (patrimonio del Estado), es hermano de la senadora del PP María del Mar Agüero y su sobrina es la concejal de Roquetas de Mar y diputada provincial popular María Vázquez.

Toda la operación se realizó en escasos meses: en junio de 2004 se creó Gesponiente, a finales de julio se cerró el acuerdo con el Ayuntamiento y en septiembre Cara y Manzano se convirtieron en accionistas. En 2009 la sociedad realizó una ampliación de capital.

“Miguel Ángel Morales vende 144 acciones nominativas, números 577 a 720, ambas inclusive, de la citada sociedad, a José Cara González, que las compra”, reza la escritura notarial. Después de su negativa inicial, Cara escuchó el relato de la escritura, que incluía su domicilio en La Mojonera y su DNI y NIF, y titubeó: “No recuerdo eso”.

Más información