La empresa que explote Aznalcóllar no podrá construir una nueva balsa de lodos

La Junta convoca el concurso público para reabrir el yacimiento

Corta de Los Frailes, en la explotación de Aznalcóllar (Sevilla).
Corta de Los Frailes, en la explotación de Aznalcóllar (Sevilla). julian rojas

El desastre de la mina sevillana de Aználcollar no ha impedido a PSOE, PP e IU apoyar la reapertura de esta explotación. En la balanza ha pesado más el trabajo que se podría generar en un momento crítico. El empleo —la Junta ha recordado este jueves que cuando la mina estaba activa se llegaron a crear hasta 400 puestos directos— no llegará de forma inmediata, a pesar de que hoy mismo se ha convocado el concurso público para volver a explotar el yacimiento. El consejero de Economía, José Sánchez Maldonado, sostuvo que los trabajos podrían reanudarse en 2015. El recuerdo del desastre no ha frenado la posible reapertura, pero el daño medioambiental que provocó la rotura de la balsa en 1998 está muy presente, incluso en el pliego del concurso. "El diseño del complejo no podrá incluir la construcción de un depósito de lodos, ni de un acúmulo de residuos líquidos tóxicos que puedan producir un vertido contaminante", se señala en las bases. Actualmente, la balsa que desencadenó el vertido de lodos está sellada y colmatada. Los residuos que se recogieron durante las labores de limpieza se acumularon en la corta de Aznalcóllar, que está agotada. La corta que se saca a concurso es la de Los Frailes, que cuenta con unas reservas de cobre, plomo y zinc —además de oro y plata— de 35 millones de toneladas y otros 45 de "recursos probables", según la Junta.

La corta de Los Frailes está situada al Este del complejo, junto al Corredor Verde del Guadiamar, una zona que se protegió tras el desastre. En el pliego de condiciones también se establece que las empresas que aspiren a reabrir la explotación deberán incluir "de forma expresa que las labores mineras no afectarán a los espacios naturales protegidos, en particular al Paisaje Protegido Corredor Verde del Guadiamar, ni producirán un menoscabo de la cuenca de este río". La compañía que gane también deberá hacerse cargo de "la posterior restauración tras la finalización de la actividad". Como ya estaba anunciado, se especifica que ninguna empresa que esté relacionada con Boliden podrá optar al concurso. La Junta reclama cerca de 90 millones de euros a esta multinacional sueca, que explotaba el yacimiento cuando se produjo el vertido.

Por otro lado, la Consejería de Medio Ambiente ha emitido ya el informe de "compatibilidad medioambiental" de la mina de Riotinto (Huelva), un paso importante para su reapertura.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Manuel Planelles

Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS