Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ros sopesa dejar su escaño en protesta por el ‘no’ del PSC a pedir la consulta

Los cinco diputados críticos barajan varias alternativas y actuarán de forma distinta

Joan Ignasi Elena, y Àngel Ros, ayer, en el Parlament. Ampliar foto
Joan Ignasi Elena, y Àngel Ros, ayer, en el Parlament.

A menos de 24 horas de la votación en el Parlament, el sector crítico del PSC y la dirección del partido siguen en sus trece. La reunión del grupo parlamentario de ayer no solo no sirvió para acercar posiciones, sino que visualizó la grieta irreversible que el soberanismo está causando en el socialismo catalán.

Pere Navarro intervino en dos ocasiones y empleó un tono crítico que sorprendió a varios de los presentes, pues advirtió que el tema estaba cerrado y que el PSC no iba a moverse del no en la votación. El líder de los socialistas catalanes insistió en que el acuerdo del consejo nacional era innegociable y que debían respetarse las decisiones que adopta. Por eso advirtió de las “consecuencias definitivas” que se producirían si los diputados críticos rompen la disciplina de voto.

Los cinco parlamentarios de ese sector se reúnen hoy para decidir qué hacen ante la votación del jueves. Entre las posibilidades que barajan figuran votar , abstenerse, o votar que no y luego convocar una rueda de prensa para explicar que, pese a haber actuado así, no están de acuerdo con el mandato de la dirección. Otra salida sería renunciar el acta de diputado en señal de protesta.

Diversas fuentes consultadas ayer coincidieron que este podría ser el camino que tomara Àngel Ros, alcalde de Lleida desde hace ya diez años y quién ya ha anunciado que quiere repetir como cabeza de cartel del PSC en las municipales de 2015. El propio Ros fue preguntado ayer por este escenario y no lo negó. Sería una manera de expresar su discrepancia con una salida no traumática, porque no supondría la ruptura de la disciplina de voto. La dirección vería con buenos ojos la renuncia y la consideraría coherente, aunque supondría una desgarradora visualización del cisma en el PSC. Ros fue cabeza de lista por Lleida en las últimas elecciones autonómicas, gobierna con mayoría absoluta y, además, es el primer secretario del partido en aquella federación. No se trata, por tanto, de un diputado más.

Los cinco parlamentarios de ese sector se reúnen hoy para decidir qué hacen ante la votación del jueves

Los diputados a los que se considera predispuestos a votar son la exconsejera Marina Geli y Núria Ventura, mientras que Joan Ignasi Elena y Rocío Martínez-Sampere son partidarios de la abstención, aunque falta por ver qué decide finalmente cada uno de ellos.

“El peor servicio que podemos hacer a Cataluña a corto y medio plazo es romper el PSC”, declaró ayer esta diputada, que aspira a ganar las primarias para ser cabeza de lista por Barcelona en las municipales. Elena es el jefe de la oposición en Vilanova i la Geltrú y el lunes por la noche dio libertad de voto a los concejales del PSC en la votación de una resolución similar a la del Parlament.