Llombart evita pronunciarse sobre el aborto: “es un tema muy personal”

El consejero de Sanidad afirma que es una competencia estatal y que aplicará la ley y punto.

Manuel Llombart, consejero de Sanidad de la Generalitat Valenciana.
Manuel Llombart, consejero de Sanidad de la Generalitat Valenciana.MÒNICA TORRES

El consejero de Sanidad, Manuel Llombart, no quiere pronunciarse sobre el anteproyecto de la reforma de la ley del aborto presentada por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Llombart, en una entrevista concedida a la agencia Efe, evita mostrarse a favor o en contra, limitándose a señalar: “es un tema muy personal. Es una reforma que se ha hecho, y punto. Nosotros lo que haremos es adecuar nuestro sistema sanitario para que se puedan cumplir las obligaciones que de ella se derivan, puesto que es una competencia estatal”.

Pese al intento claro de escurrir el bulto, la respuesta evidencia un distanciamiento respecto del anteproyecto de Gallardón. “Es una competencia estatal”, subraya el consejero; en consecuencia la Generalitat se limitará a aplicar la ley. “Y punto”.

En sus manifestaciones a Efe, Llombart asegura que durante el año que acaba, su consejería no ha llegado a plantearse la posibilidad de cerrar ningún hospital o centro de salud debido a la crisis económica; pero ello ha sido posible porque otros departamentos han hecho “muchos esfuerzos”. Por el contrario, cree que antes de que acabe 2014 se pondrán en marcha los hospitales de Gandia y Llíria y confía en que también entre en servicio el bloque quirúrgico del Hospital General, puedan abrirse algunos nuevos centros de salud y que La Fe llegue a contar con laboratorios “de primera línea”.

Con todo, matiza, su gran reto para el año entrante —“en esta época tan dura”— es seguir prestando la calidad asistencia sanitaria, “que es una de las mejores del mundo”, a los ciudadanos y hacerlo desde la sostenibilidad del sistema.

El consejero de Sanidad está convencido de que el Gobierno valenciano está haciendo “todo lo que puede y más” para mantener las políticas sanitarias, educativas y sociales con los fondos económicos de que dispone. Un esfuerzo que permite al presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, estar tranquilo. En ese sentido, Llombart considera que ha cumplido con su promesa de no haber adoptado ningún compromiso que no hubiera podido cumplir; tal vez, añade, con un cierto tono de autocrítica, “porque he adoptado menos compromisos de los que debiera. Me hubiera gustado decir más cosas de las que he dicho”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS