El Consell pide a Montoro que financie las desviaciones de déficit anteriores

La Generalitat sacará a concurso la parcela M-3 de uso terciario de la Ciudad de las Ciencias

El Gobierno valenciano ha solicitado al Ministerio de Hacienda que abra una nueva línea de crédito para financiar las desviaciones del objetivo de déficit de los últimos ejercicios. Con estos créditos, el Consell podría, finalmente, ponerse al día en el pago de las deudas que arrastra por la insuficiente financiación.

Según fuentes de la Consejería de Hacienda, que dirige Juan Carlos Moragues, una línea de crédito para financiar el déficit no previsto facilitaría la puesta del contador a cero con los proveedores y permitiría empezar a pagar en un plazo de 30 días tal y como marca la ley de medidas urgentes contra la morosidad de las Administraciones Públicas.

La petición del Consell al Ministerio de Hacienda se produce tras anunciarse que el actual plan de pago a proveedores habilitado por Cristóbal Montoro en 2013 será el último que se ponga en marcha para sacar todas las facturas de los cajones.

El departamento que dirige Juan Carlos Moragues que ya ha liquidado gracias a esta línea de crédito más de 1.000 millones de euros de deuda con proveedores de toda índole en el primer tramo confía en cancelar otros 2.300 millones de deuda con el segundo tramo que se pagará a finales de febrero o primeros de marzo.

Fuentes de la Consejería de Hacienda señalaron que se ha avanzado mucho en la puesta al día de la ingente deuda comercial que había acumulado la Generalitat —ahora reconvertida en deuda financiera con el Estado—. “El problema ya no es de gasto, es de ingresos”, indicaron las mismas fuentes, “porque 2013 ha sido mejor que 2012 y que 2011 y, prácticamente, nos hemos puesto al día con las farmacias, los gastos de los colegios y las nóminas de las residencias para personas discapacitadas y hemos recortado parte de la deuda con universidades y ayuntamientos”. En este contexto, la Consejería de Hacienda se ha esforzado por convencer a la dirección nacional del PP y al Gobierno de la necesidad de reformar el sistema de financiación autonómica cuanto antes.

La mejora no impedirá que el Consell prosiga en 2014 con el adelgazamiento de la Administración valenciana. En este contexto, la Generalitat prevé tener listo para el próximo mes de enero el concurso para la externalización de la Ciudad de las Artes y las Ciencias (CACSA) y, probablemente, la externalización en pliego separado del uso de las parcelas M-3 anexas al complejo urbanístico donde se previó la construcción de tres rascacielos diseñados por el arquitecto Santiago Calatrava.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En este caso, la Generalitat estudia cuál puede ser la opción más adecuada para no incurrir en recursos legales, por lo que no está decidido si se venderá el terreno o solo el uso de los mismos. La externalización forma parte del proceso de venta de activos previsto por la Generalitat y que incluye sedes de las consejerías y toda clase de infraestructuras levantadas en la última década.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS