Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Provincial de Castellón privatizará servicios por cuatro millones anuales

El centro de referencia oncológico externalizará el radiodiagnóstico y la medicina nuclear

La dirección afirma que es para ahorrar sus costes fijos

Escaner en la sección de medicina nuclear del Hospital Provincial de Castellón. Ampliar foto
Escaner en la sección de medicina nuclear del Hospital Provincial de Castellón.

El Hospital Provincial de Castellón (un consorcio integrado por la Generalitat y la Diputación) privatizará la gestión de los servicios de medicina nuclear y radiodiagnóstico por un importe 39,43 millones en diez años. Hace semanas que el rumor se había extendido por el centro y ayer el presidente de la Diputación, Javier Moliner, lo confirmó después de que el diputado de Compromís, Enric Nomdedéu, sacara en el pleno de la corporación el borrador del pliego de condiciones. “Es un borrador de pliego que todavía no está aprobado por el consorcio ni publicado en el boletín”, dijo al finalizar el pleno. Moliner explicó que la idea de externalizar estos dos servicios, que son fundamentales para el diagnóstico oncológico, surge porque ha llegado la hora de prorrogar el contrato de resonancias magnéticas que se adjudicó en su día a Eresa. “Entendemos que el servicio de resonancias puede tener un rendimiento económico más útil dentro del consorcio si se incluyen otros servicios como el de radiología o el de TAC, ecografías, mamografías… Se está estudiando la posibilidad de ver esos rendimientos”, dijo.

También desde el hospital confirmaron la privatización de estos servicios que, según dijeron en un comunicado, es algo en lo que “trabaja” la dirección del hospital. El consorcio admitió que están concluyendo “los estudios técnicos sobre la realización de un concurso público para ampliar la externalización de los servicios de diagnóstico por imagen con la finalidad de mejorar la optimización de sus recursos, ahorrando costes y mejorando el servicio”.

En este comunicado, desde la dirección afirmaron que la “externalización” de ambos servicios “se está planteando con el objetivo de lograr un ahorro de costes fijos para el centro”. Un ahorro neto superior al 30%. Según Ignacio Pacios, representante de UGT, el director les indicó la semana pasada que buscaban un ahorro de cerca del millón de euros. “Hace semanas que estamos pidiendo información y nos niegan que vaya a haber privatización, pero hay pliegos y la decisión está ya tomada”, apuntó Pacios. Y en esta línea se puede interpretar el comunicado que el hospital emitió en la tarde de ayer, horas después de conocerse el borrador.

El centro aseguró que se mantendrá “la cartera de servicios que ofrecen dichos servicios” y que “se está trabajando” para garantizar la continuidad laboral de los trabajadores que podrán ser reubicados en otros servicios o seguir en ellos y formando parte de la plantilla del hospital. Actualmente, 48 personas trabajan en radiodiagnóstico y medicina nuclear. Sin embargo, el borrador mantiene algunas incógnitas como en qué situación quedará el personal laboral fijo que se integre en la concesión como personal laboral. La adjudicataria deberá contratar personal para sustituir a los trabajadores del hospital que pasen a otros servicios. La empresa adjudicataria facturará una cantidad establecida por el hospital por los pacientes remitidos de otras entidades.

La licitación incluye prestaciones como radiologías, ecografías, mamografías y TAC, entre otros. Según el borrador, la adjudicataria deberá finalizar las obras de ampliación previstas en el sótano y que tienen un coste estimado en casi 3,2 millones de euros. La Administración, por su parte, pondrá a disposición del adjudicatario sus infraestructuras, equipos y mobiliario no sanitario. El borrador mantiene abierta la posibilidad de ampliar la cartera de servicios sanitarios previstos en el pliego. El diputado provincial de Compromís, Enric Nomdedéu, advirtió ayer del riesgo de que “para garantizar los beneficios de la empresa” a quien se adjudique la gestión, la Consejería de Sanidad “decida derivar al Provincial a pacientes de otras zonas sanitarias como Segorbe”. Nomdedéu también alerta del riesgo de despido de trabajadores para maximizar el beneficio de la empresa. “Ya no son rumores, es el pliego preparado por el PP para privatizar estos servicios”, dijo en el pleno de la Diputación en el que pidió a Moliner que convocara de urgencia un consejo para abordar la situación.

Este lunes, el portavoz del PSPV-PSOE en la Diputación, Francesc Colomer, ya mostró su preocupación por la privatización de los dos servicios.