Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sergas deberá pagar 25.000 euros por una muerte por fibrosis quística

"El tratamiento fue inadecuado e incluso contraindicado", concluye la sentencia judicial

El Servizo Galego de Saúde (Sergas) ha sido condenado a pagar 25.000 euros a los padres de una joven viguesa de 33 años que falleció por fibrosis quística sin haber sido tratada adecuadamente pese a los síntomas que presentaba.

De ello han informado en rueda de prensa en Vigo este sábado los padres de esta joven y el abogado del Defensor del Paciente, Cipriano Castreje, que ha denunciado que "el Sergas tenía medios adecuados para tratar esta enfermedad", pero "fue derivada demasiado tarde" a la unidad de fibrosis quística del Complexo Hospitalario de A Coruña en donde falleció en 2007.

La sentencia apunta que esta joven, nacida en 1972, era portadora "de una mutación genética que origina la enfermedad de fibrosis quística", y ya "desde los primeros meses de vida presenta síntomas relacionados con esa dolencia", si bien, "en ese momento, la enfermedad era bastante desconocida", pero "no existiendo dudas del diagnóstico desde diciembre de 1999".

"A pesar de ello, el seguimiento y tratamiento fue inadecuado, e incluso contraindicado, no adoptándose las medidas necesarias" en el Hospital Xeral, prosigue el texto de la sentencia. "Siendo así que, hasta su ingreso y tratamiento en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña no se hizo el correcto tratamiento y seguimiento", apunta.

En su comparecencia ante los medios en Vigo, María del Carmen, la madre de la joven, ha remarcado que espera que esta condena sirva para que "no vuelva a ocurrir" y que el número de "médicos buenos sea cada vez más alto", pues "también hay otros que no lo son".

Esta sentencia --que es recurrible-- declara "la responsabilidad patrimonial de la administración demandada", de forma que condena al Sergas a que abone la cantidad de "25.000 euros" a los padres de la joven "como indemnización de la totalidad de los daños y perjuicios causados".

Precisamente, a principios de diciembre también trascendió la condena al Sergas a indemnizar con 6.000 euros a la familia de una mujer de 70 años que falleció en el Hospital Xeral de Vigo por un retraso en el diagnóstico.