Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo rebaja a 12 años la condena al policía que robó droga

El tribunal retira el delito de blanqueo al exagente de la Udyco

Lars Sepúlveda, tras ser detenido en 2009.
Lars Sepúlveda, tras ser detenido en 2009.

El Tribunal Supremo ha rebajado la sentencia que condenó al expolicía de la Udyco Lars Sepúlveda a 12 años de cárcel tras los 17 años de prisión que fijó la Audiencia de Sevilla, después de que los jueces le declararan culpable por el robo de 138 kilos de cocaína y heroína en la Jefatura Superior de Policía de Sevilla cometido en 2009. Sepúlveda y su cómplice también condenado, Manuel Alonso, así como las esposas de ambos, recurrieron al Supremo y ahora el alto tribunal les ha dado la razón a los dos hombres, al condenarle por los delitos de tráfico de drogas que suman nueve años de prisión y robo, que supone una condena de tres años de cárcel, pero absolverles del blanqueo de capitales.

La condena para Alonso pasa de 15 años de cárcel a 10 años, por el delito de tráfico de drogas y robo, y su multa pasa de seis millones y medio a cinco millones por el delito contra la salud pública. Mientras, el tribunal mantiene las penas impuestas a las esposas del policía y su cómplice. Violeta S. es condenada a seis años y medio de prisión y una multa de 1,5 millones y Teresa M. a dos años y medio de cárcel y 300.000 euros de multa.

Los jueces han absuelto a Sepúlveda y Alonso por blanqueo de capitales al considerar que su conducta ya está penada con la de tráfico de drogas. "Si el delito contra la salud pública, delito antecedente de un aprovechamiento posterior típico del blanqueo, ha comprendido una condena efectiva sobre la totalidad del patrimonio generado por el actuar ilícito, no es posible la doble incriminación en la medida en que el delito antecedente ha recogido la total antijuricidad de la conducta y se extiende a los efectos y ganancias", recoge la sentencia del Supremo. El incremento del patrimonio del exagente de la Udyco se cifró en 280.080 euros después de que adquiriera diferentes propiedades y vehículos.

Los cuatro condenados se aprovecharon del acceso del policía a la Jefatura Superior, en cuyos calabozos se almacenaban miles de kilos de droga procedentes de operaciones policiales. Tras el robo de la droga, la sustituyeron por paquetes de aspecto similar que contenían azúcar, yeso y cacao. Más tarde traficaron con la heroína y cocaína para venderla a terceros, lo que les reportó un beneficio económico considerable. La policía no pudo recuperar ni un kilo de la droga sustraída, pese a las indagaciones policiales que siguieron al robo de droga.

La investigación del caso supuso un terremoto para la Udyco, unidad dedicada a la lucha contra el tráfico de drogas, ya que su cúpula resultó imputada tras la investigación de Asuntos Internos. Estas pesquisas resultaron fallidas, dado que tanto el exjefe de la unidad como dos jefes de grupo demostraron su inocencia y su imputación fue levantada por la juez del caso.

Más información