Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inyectan veneno en el nido de avispa asesina hallado en la Garrotxa

Bomberos del País Vasco especializados en técnicas de exterminación han llevado a cabo los trabajos

Bomberos del País Vasco especializados en técnicas de exterminación de la avispa “asesina” han inyectado veneno esta mañana en el nido localizado la semana pasada en la Garrotxa. Efectivos de los Agentes Rurales de Girona y Bomberos de la Generalitat han estado presentes para aprender las técnicas y el modo de actuar. Tampoco se han perdido la actuación los apicultores de la zona.

Dos bomberos de la Diputación de Guipuzcoa han sido los encargados de actuar sobre el nido, ubicado en un bosque del núcleo de el Mallol, en la Vall d’en Bas, concretamemente en la parte alta de un roble de unos 20 metros de altura, y con unas características similares a las de una pelota de unos 40 centímetros de diámetro.

Equipados con trajes parecidos a los de los apicultores, pero de una tela más gruesa y con mascarilla sin agujeros, han cogido una especie de pértiga de unos 17 metros de longitud y han inyectado veneno en el interior del nido. Como la actividad en el nido era prácticamente nula, porqué las hembras fecundadas ya se han ido para invernar y muchas obreras ya han muerto, el veneno sólo ha hecho caer muertos algunos ejemplares de este insecto.

La que han aplicado hoy es una de las técnicas usadas en el País Vasco, donde ya hace más de tres años que luchan contra esta especie invasora. Anualmente actúan sobre unos 400 nidos, según ha explicado Mikel Zubeldia, uno de los bomberos de la Diputación de Guipuzcoa. “Hay que buscar un poco la practicidad, vais a tener un montón de nidos, seguramente, hay que hacerlo rápido, de manera sencilla, segura, que sea algo práctico porqué la cantidad de nidos que por lo menos allí tenemos es importante”, ha advertido.

El experto vasco ha cuantificado aproximadamente entre 40 o 50 los nidos que pueden fabricar estas avispas en Girona en un año. Ante esta previsión, el jefe de los Agentes Rurales de Girona, Ignasi de Dalmases, ha indicado que “ya que la evolución será inevitablemente muy rápida de cara a los próximos años, es necesario establecer unos procedimientos de actuación y esto será el trabajo que se deberá trasladar a los responsables del Departamento para empezarlo a elaborar”.

Mientras los dos bomberos vascos llevaban a cabo la actuación, tanto los Agentes Rurales como los bomberos de Girona han podido ver de primera mano tanto los materiales como las técnicas que estos especialistas utilizan para hacer frente a esta especie, que ataca a las abejas de la miel. Incluso han podido probar los equipos.

Básicamente utilizan tres métodos, dependiendo de la zona de su localización y de sus características. El primero, es abatir el nido a tiros. En segundo lugar, utilizando unos difusores especializados para trabajar en áreas urbanas, o como se ha hecho hoy, con una pértiga que ha permitido llegar al nido con facilidad, pincharlo e inyectarle el veneno. Sin embargo, los expertos se han encargado de recordar que estos tratamientos sólo permiten contener su expansión hasta que se halle un tratamiento más eficaz. No sirven para eliminar la presencia de este insecto procedente de Asia. Está previsto que en los próximos días los Agentes Rurales descuelguen el nido para poder estudiarlo minuciosamente.