Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP culpa a Besteiro de que no se pueda retrasar la subida de la basura

Rueda lo acusa de ordenar a sus alcaldes rechazar el acuerdo con la Xunta

Planta de Sogama en Cerceda
Planta de Sogama en Cerceda

Desde que hace 20 días el nuevo secretario general del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, se reunió con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el PP se había cuidado de atacarlo personalmente. Hasta ayer, que a cuenta de la subida del recibo de la basura el número dos tanto de la Xunta como del PP gallego, Alfonso Rueda, acusó a Besteiro de “ponerse de perfil en temas importantes o boicotearlos a través de terceras personas”. “El PSOE demuestra que es poco de fiar”, sentenció Rueda.

El primer gran conflicto entre la Xunta y la nueva dirección del PSdeG se debe a la intención del Gobierno gallego de subir un 34% el recibo que Sogama cobra a los ayuntamientos por el tratamiento de sus residuos y que estos se verán obligados a repercutir en alguna medida en sus ciudadanos. El viernes de la semana pasada la directiva de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp), con representantes de PP, PSOE y BNG, se reunió con el conselleiro de Medio Ambiente, Agustín Hernández, y al término del encuentro anunció que se había acordado una prórroga de la entrada en vigor de esa subida. Frente a la intención de la Xunta de aplicarla desde el próximo 1 de enero, se pospondría hasta el 1 de julio.

Pero a lo largo de la última semana tanto los alcaldes socialistas como los nacionalistas han argumentado que el retraso en la subida de la basura no debe ser un fin en sí mismo que les obligue a asumir la subida a partir de julio, sino un periodo de reflexión para negociar en profundidad sobre el modelo de tratamiento de residuos. Así lo explicaba ayer el representante del BNG, Francisco García, alcalde de Allariz, quien asegura que “el PP pretendía que avaláramos su subida ofreciéndonos simplemente un retraso”. “Nos dábamos seis meses para debatir, no para que después se nos impusiese la subida del 34%”, resume.

La explicación matizada no evitó que el portavoz parlamentario del PP, Pedro Puy, cargase contra el líder socialista, al que atribuye la marcha atrás de su formación, algo que le parece una “estupidez”. Ayer mismo se negociaban en el Parlamento las enmiendas a los Presupuestos de la Xunta para 2014. La negativa de la oposición en este punto de su tramitación impide que ahora el PP pueda retrasar la subida a julio de forma unilateral y solo pueda fijarla para marzo. Con esta situación, el punto de no retorno es ahora el Pleno de aprobación final de los Presupuestos, dentro de 15 días, en el que aún se podrían modificar las cuentas pero solo si hay acuerdo de todos los partidos.

Más información