Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG moviliza a sus cargos hacia la “insumisión a los recortes”

El alcalde nacionalista de Rianxo anuncia que dejará de llevar su basura a Sogama

Encuentro de cargos institucionales y orgánicos del BNG en el auditorio municipal de Rianxo.
Encuentro de cargos institucionales y orgánicos del BNG en el auditorio municipal de Rianxo.

El BNG quiere recuperar votantes extendiendo el "espíritu de Riotorto", ese que llevó al alcalde nacionalista de este municipio lucense a pagarle a sus vecinos las medicinas que el Gobierno central se niega ahora a financiar. El líder de la formación, Xavier Vence, convocó esta mañana en Rianxo a 300 cargos institucionales y orgánicos para exhortarlos a "luchar sin tregua" contra los recortes "involucionistas y regresivos" del PP y la troika, demostrando "con hechos", allí donde el Bloque aún gobierna, que existe otra forma de hacer política.

En una aplicación práctica de las palabras de Vence, el alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, aprovechó la reunión del partido para anunciar que dejará de enviar la basura de su municipio a la planta de Sogama en protesta por la subida del canon impuesta por la Xunta pese a las protestas de los regidores. Rianxo se integrará, explicó Muíños, en la red de ayuntamientos que tratan sus residuos en la planta de la mancomunidad de O Barbanza. El anuncio fue recibido por sus compañeros con una ovación, informa Europa Press. Muíños afirmó que los gobiernos locales son "herramientas útiles" para "poner freno" al "régimen de miedo" que "quiere imponer" el Partido Popular.

“Lo que Feijóo y Rajoy llaman salir de la crisis es, en realidad, pasar del purgatorio temporal al infierno permanente”, advirtió Vence, que llamó a sus alcaldes y concejales y hacer "un uso valiente de las instituciones" y convertir el "poder municipal" en "una trinchera que complemente la lucha de la ciudadanía en la calle".  "Con las políticas del Gobierno estatal y de la Xunta lo único que crece en Galicia es el paro y la emigración", lamentó el portavoz nacional.

El Bloque asegura tener encuestas que reflejan una "recuperación social" de la formación, que en menos de cuatro años pasó de formar parte del gobierno de la Xunta a ser la cuarta fuerza en el Parlamento gallego. “No vamos a rendirnos porque el futuro de Galicia depende de nuestra lucha. Somos el partido de la dignidad", proclamó Vence, quien animó a sus cargos a trabajar para "convertir el BNG en la primera opción frente a la derecha que representa el PP". "Es una meta ambiciosa pero alcanzable", aseguró.