Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Abogacía del Estado se opone a la excarcelación de Ricart

La Audiencia de Valencia tiene ya de todos los escritos para analizar la liberación de 'El Rubio'

Miguel Ricart, en el juicio por el crimen de Alcàsser en 1997.
Miguel Ricart, en el juicio por el crimen de Alcàsser en 1997.

La Abogacía del Estado se ha opuesto este miércoles a la excarcelación de Miguel Ricart, condenado en 1997 a 170 años de prisión por el secuestro, violación y asesinato de las tres niñas de Alcàsser. En un escrito dirigido a la Audiencia de Valencia, que tiene que decidir sobre la liberación del único condenado por el crimen, la Abogacía estima que el fallo del pasado 21 de octubre del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo contra la doctrina Parot no es de aplicación general. "No se puede extrapolar automáticamente", precisa.

Así, la Abogacía sostiene que la resolución de Estrasburgo solo afecta a la terrorista Inés del Río, promotora del recurso que llevó a la anulación de la doctrina Parot. Sin embargo, tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal Supremo han aceptado la puesta en libertad de los condenados que recurrieron la prolongación de sus penas en virtud de la doctrina derogada.

La Fiscalía respaldó la liberación del delincuente

"La resolución es individual y no general", insiste la Abogacía en su escrito. Además, insta a la Audiencia a solicitar un nuevo informe sobre los beneficios penitenciarios de Ricart desde el momento en que el Supremo aplicó por primera vez el cómputo de redenciones anulado. En el caso de Ricart, su salida estaba prevista para 2011. Y la aplicación de la doctrina Parot la retrasó hasta 2023.

En su argumentación, la Abogacía propone aplicar la doctrina Parot a partir del 28 de febrero de 2006, cuando el Supremo implantó por primera vez descontar los beneficios penitenciarios sobre el total de la condena y no respecto al tope de 30 años que fijaba el Código Penal de 1973.

Preguntado por el escrito de la Abogacía sobre Ricart, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha respaldado la revisión individualizada de las condenas tras el fallo de Estrasburgo que anuló la doctrina Parot. “Cada uno de los casos debe ser individualmente analizado. No puede establecerse un criterio general”. Según Ruiz-Gallardón: “Lo que ha hecho la Abogacía del Estado está de acuerdo con el Supremo, defender los intereses generales”.

La Audiencia dispone ahora de los pronunciamientos de todas las partes -Fiscalía, acusaciones particulares y popular, defensa y Abogacía del Estado-. Según ha informado esta tarde el Tribunal Superior de Justicia valenciano, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Valencia comenzará a deliberar este viernes sobre la aplicación de la doctrina Parot a Miguel Ricart. 

El magistrado ponente estudiará los escritos y elaborará una propuesta de resolución para someterla al debate y la aprobación de los otros dos magistrados del tribunal. La Sala no tiene plazo para decidir si excarcela o no a Ricart, ha añadido el TSJ.

De acordarse la excarcelación, su libertad se ordenaría de forma inmediata. Desde la resolución hasta la liberación de Ricart del penal de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) podrían pasar horas, según fuentes jurídicas.

El ministerio fiscal no se opuso a la excarcelación y consideró correcta la liquidación de la condena. En cambio, tanto las familias como la Asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación popular, rechazaron la libertad de Ricart. 

Miriam García, Toñi Hernández y Desirée González, de entre 14 y 15 años, desaparecieron la noche del 13 de noviembre de 1992 mientras hacían autoestop para desplazarse a la discoteca Coolor de Picassent (Valencia). Ricart y Antonio Anglés, considerado el otro autor del triple crimen, sometieron a sus víctimas durante horas a torturas y violaciones en una caseta en medio del monte en la partida de La Romana (Tous) antes de matarlas a tiros y enterrarlas. Los cadáveres fueron descubiertos a finales de enero de 1993.

Ricart fue condenado en 1997 a 170 años por el secuestro, violación y asesinato de las tres adolescentes. La derogación del polémico sistema de redención de penas el pasado octubre ha acelerado su libertad. El Rubio ha permanecido 20 años en prisión mientras sigue desaparecido el otro acusado del triple crimen, Antonio Anglés.