Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gürtel, la feria y la deuda del PP

Las sombras rodean la celebración de los congresos populares de 2008

El partido tachaba de “suposiciones” los impagos que confirma la institución

El expresidente Aznar en el congreso nacional del PP celebrado en Feria Valencia en 2008.
El expresidente Aznar en el congreso nacional del PP celebrado en Feria Valencia en 2008.

El PP ha rehuido informar hasta ahora sobre la deuda que mantiene con Feria Valencia por la celebración allí de sus congresos nacional y regional en el año 2008. La última vez fue el pasado viernes, 22 de noviembre, en el Ayuntamiento de Valencia, cuando Compromís preguntó a los populares por la factura de 568.000 euros emitida entonces por la institución ferial, que incluyó al partido en el apartado de “deudores de dudoso cobro”.

El vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, que es también vicepresidente de Feria Valencia, respondió acusando al partido de la oposición de “tergiversar” los datos y añadió: “Eso son todo suposiciones de Compromís”. Dos días después, el jefe de la patronal autonómica y nuevo responsable de la feria, José Vicente González, confirmaba en cambio en este periódico que los populares deben aún cientos de miles de euros —aunque sin precisar la cantidad— por los congresos de 2008. Y que se está negociando, porque el Partido Popular considera que la deuda real es inferior a la que le reclama la feria. Esquerra Unida reclamó este lunes al presidente regional de la formación, Alberto Fabra, que pague lo que debe a la institución.

No pagó el PP ni tampoco Orange Market, que hizo el montaje

Las sombras rodean las cuentas de aquellos dos congresos en los que el presidente Gobierno, Mariano Rajoy, y el exjefe del Consell, Francisco Camps, fueron confirmados respectivamente como líderes del partido en España y la Comunidad Valenciana, si bien parece que la deuda se circunscribe al cónclave regional. Los congresos ya están indirectamente sometidos a investigación judicial por parte del juez del Tribunal Superior de Justicia valenciano José Ceres.

La organización congresual corrió a cargo de Orange Market, la empresa de la trama Gürtel que dirigía Álvaro Pérez, El Bigotes. El PP no abonó los gastos a Feria Valencia y tampoco lo hizo la empresa de Pérez, que se encargaba de casi todos los actos del partido en la época de Camps. Fue al contrario: ese mismo año, en el que la justicia investiga la supuesta financiación ilegal de la campaña electoral de las generales del PP en la Comunidad Valenciana (Orange Market habría sido utilizada como vehículo de los pagos irregulares) la empresa de Pérez cobró 1,4 millones de euros que le pagó Feria Valencia.

La justificación que la institución ferial ofreció en su momento acerca de esos pagos, cuando aún estaba presidida por el recientemente dimitido Alberto Catalá, fue que la empresa de la red Gürtel fue su “gran proveedor de marketing” en aquella época, y que intervino en la comunicación de distintas ferias.

La empresa de la trama cobró ese año 1,4 millones de Feria Valencia

El juez que investiga la supuesta financiación ilegal, en las campañas de 2007 (municipales y autonómicas) y 2008, José Ceres, se ha interesado por la relación entre la feria y la empresa de Gürtel. Y por ello solicitó a la feria “información detallada de las fechas partidas y conceptos” que justifiquen los pagos de la feria a Orange Market, “con expresa mención de la prestación de servicios” en los que se concretó el contrato de servicios de publicidad que firmaron en 2008. Esto es, que Feria Valencia demuestre que efectivamente los pagos correspondieron a actividades reales, porque sospecha que pudo no ser así.

La causa sobre la supuesta financiación ilegal del PP valenciano consiste presuntamente en eso. En que Orange Market cobraba dinero de terceros —en los casos investigados, de empresas constructoras y de obras públicas— por servicios presuntamente falsos que estaban pagando, en realidad, actos electorales de las campañas populares de 2007 y 2008.