Letras de quita y pon en el Fernán-Gómez

Botella aplaza la decisión de cambiar el rótulo del teatro para evitar que pierda su nombre justo en el aniversario de la muerte del dramaturgo

El Fernán Gómez, esta mañana sin el rótulo.
El Fernán Gómez, esta mañana sin el rótulo. SAMUEL SÁNCHEZ

El Ayuntamiento de Madrid decidió en septiembre cambiarle el nombre al teatro Fernán-Gómez y recuperar su anterior denominación, Centro Cultural de la Villa. Despidió a su director, Miguel Munarriz, y anunció que privatizará la gestión de la instalación. La viuda del actor, escritor y dramaturgo, Emma Cohen, mostró su “absoluta perplejidad” ante “el desprecio y agravio” que suponía “quitarle el nombre del teatro al pelirrojo más maravilloso de la villa”. Y el Ayuntamiento finalmente tiró por la calle de en medio: optó por renombrarlo Centro Cultural de la Villa – Teatro Fernán-Gómez.

Ayer, en un notable ejercicio de torpeza política, el nuevo responsable del centro, José Tono, decidió cambiar las letras que lo identifican en la plaza de Colón, de forma que esta mañana, cuando se cumplían exactamente seis años de la muerte de Fernán-Gómez, el teatro con el que le honró la ciudad tras su fallecimiento amaneció desnudo.

Teatro Fernán Gómez.
Teatro Fernán Gómez.AYUNTAMIENTO DE MADRID

La intención de Tono era sustituir las letras del antiguo nombre por las del nuevo… pero quitó las antiguas si tener aún las nuevas. Así que la alcaldesa, Ana Botella (PP), le ha hecho volver a poner las antiguas y no quitarlas de ahí hasta que tenga las nuevas, de forma que en ningún momento, y menos que nunca en estas fechas, el teatro pierda el nombre de Fernán-Gómez.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS