Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los recortes necesarios son los de los sueldos de los altos cargos”

Sindicatos y asociaciones critican los salarios de los altos directivos sanitarios

Los sueldos de los gerentes de los consorcios y empresas sanitarias públicas del sector estaban hasta ahora envueltos en la opacidad. La publicación de una veintena de ellos por parte del gobierno en el Portal de Transparencia de la Generalitat ha provocado las críticas de sindicatos y asociaciones de defensa de la sanidad pública. La constatación de que siete gerentes de hospitales cobran un salario mayor que el sueldo bruto de un consejero de la Generalitat (103.100 euros al año) ha generado indignación en los trabajadores de un sector inmerso en continuos recortes, diezmado y sometido a una alta presión asistencial. Y todo ello a pesar de que aún quedan muchos salarios financiados con fondos públicos —los de aquellos hospitales en cuyos órganos de dirección la Generalitat no es mayoritaria, como la Corporación de Salud del Maresme y la Selva— que siguen sin ser públicos.

Entre los directivos que más cobran figura Joan Antoni Gallego, director general de la Corporación Sanitaria Parc Taulí de Sabadell: 144.187 euros brutos al año. El ente rechazó ayer comentar este salario y se limitó a decir que este “fue aprobado por el consejo de gobierno y comunicado a los departamentos de Salud y Economía”. El segundo sueldo más elevado es el de Josep Maria Piqué, director general del hospital Clínic de Barcelona. Piqué dirige un hospital que se enfrenta este año a un recorte de 17,5 millones de euros, ejecutado en parte con el trasvase de pacientes al hospital Sagrat Cor, centro privado de IDC Salud. El hospital tampoco quiso comentar el caso. “Deberían justificar estos salarios y el valor añadido que aportan”, exigió María José Molina, responsable de Sanidad de UGT y empleada del Clínic. Cerca de Piqué se sitúa Olga Pané, del Consorci Mar Parc de Salud de Barcelona, con 125.820 euros al año.

“Es paradójico que los gerentes cobren más que un consejero”, dijo Francesc Duch, secretario general del sindicato Metges de Catalunya

Los salarios de otros cuatro gerentes, cuyos centros tampoco quisieron ayer comentarlos, superan el de un consejero: Joaquim Esperalba, del Consorcio Sanitario del Maresme; Pere Vallribera, del Consorci Sanitari de Terrassa; Miquel Arrufat, del Consorci Sanitari Integral; Antoni Anglada, del Consorci Hospitalari de Vic. “Es la primera vez que conocemos el salario del gerente, pero no sabemos qué conceptos incluye esa cantidad. Por ejemplo, ¿dietas? Queremos que enseñen las nóminas”, pidió Mónica Vázquez, delegada de CC OO en el hospital.

El sindicato de enfermeras SATSE declaró que es “intolerable” que “los que se dedican a recortar personal y salarios, sean los altos cargos que más ganan en Cataluña”. “Los datos demuestran que los recortes son necesarios, pero de otro tipo: en los salarios desorbitados de los altos cargos”.

Metges de Catalunya también mostró su indignación por los datos. “Es paradójico que los gerentes cobren más que un consejero”, dijo Francesc Duch, secretario general del sindicato. “Los sacrificios tendrían que distribuirse de forma proporcional”, añadió Duch, que pidió al departamento de Salud que reduzca el número de empresas públicas antes de recortar en asistencia sanitaria.

La Plataforma de Afectadas por los Recortes Sanitarios (PARS) mostró su “indignación” por algunos de los salarios de los altos cargos, “especialmente en el contexto de los brutales recortes en el sector”. Y fue más allá, al poner en duda la voluntad de transparencia del Gobierno. “Es incompatible crear un portal de transparencia y no actuar ante los casos de flagrantes incompatibilidades y conflictos de intereses cuando se detectan y se demuestran”, declaró Marian Trachta, miembro de la PARS.

Joan Canals, responsable de Política Sanitaria de CC OO, defendió que “los cargos de responsabilidad deben tener salarios adecuados”, pero mantuvo que estas cifras “rozan la inmoralidad, más aún en un momento de crisis y cuando muchos de esos altos cargos se han dedicado a recortar sueldos a sus trabajadores”.