Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia se come un ‘parking’

Justicia peatonalizará los flancos de la plaza Villa de París a cambio de quedarse con el aparcamiento público

La Audiencia se come un ‘parking’

El aparcamiento municipal de la plaza de la Villa de París, junto a la sede del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional, quedará reducido en los próximos meses de 342 plazas a tan solo 70 u 80, según el proyecto pactado por el Ministerio de Justicia y el Ayuntamiento de Madrid (ambos en manos del PP), que prevé convertir ese espacio subterráneo en salas de vista para la Audiencia.

A cambio, Justicia se compromete a peatonalizar el entorno de la plaza, y buscará además una fórmula para compensar económicamente al Ayuntamiento (entre las fórmulas que se estudian está el pago de un canon público).

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, inició en septiembre de 2012 las obras de la sede de la Audiencia Nacional, que se encontró ya licitadas por el anterior Gobierno socialista pero decidió ampliar y, sobre todo, adecuar a las necesidades de jueces y demás inquilinos del edificio. Justicia “repensó” el proyecto, y optó, “por motivos operativos y de seguridad”, por sacar las salas de vistas del inmueble y ubicarlas en el subsuelo, en concreto en el espacio que ahora ocupa el aparcamiento público.

Esta instalación es de propiedad municipal y se encuentra en régimen de concesión, pero ésta expira precisamente este mismo mes. Gallardón, exalcalde entre 2003 y 2011 y responsable de un plan de inversiones de 10.000 millones de euros durante esos ocho años, llegó a un acuerdo con la actual regidora, Ana Botella, para quedarse con la mitad del aparcamiento y con el acceso desde la calle General Castaños (para que entren los furgones policiales).

Una vez que concluyan las obras, quedará abierto al público solo el acceso de la calle Marqués de la Ensenada; el aparcamiento tendrá entonces unas 140 plazas de rotación, pero la mitad serán alquiladas de forma permanente por Justicia para los coches oficiales de Audiencia y Supremo.

Según fuentes ministeriales, el cierre al público de prácticamente toda la instalación no causará problemas de movilidad dada la cercanía de aparcamientos en la plaza de Colón y la calle Serrano.

Justicia se ha comprometido a “remodelar todo el espacio de la plaza”, peatonalizando la mayor parte de las calles que la rodean y que ahora están prácticamente tomadas por los coches oficiales.

Así, desaparecerá el asfalto del flanco de la calle General Castaños y de toda la fachada del Supremo, así como de parte de la calle Orellana, en concreto hasta el cruce con la calle García Gutiérrez.

Por indicación del Ayuntamiento, y para agilizar el proceso, Justicia optó en octubre de 2012 por dictar la urgencia y excepcional interés público de la obra de la Audiencia, que el pasado viernes fue declarada finalmente de interés general por el Consejo de Ministros a petición del Ministerio de Fomento. De esta forma, el Ayuntamiento podrá iniciar ya la tramitación de una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana para cambiar la calificación de la superficie afectada de aparcamiento a uso dotacional de servicios colectivos para la Administración Pública.

Las obras del edificio de la Audiencia comenzaron hace un año, y han forzado el traslado de jueces y demás personal a la sede ubicada en el número 12 de la calle Prim. Las vistas se realizan en un polígono industrial de San Fernando de Henares. Justicia espera tener terminado el inmueble en diciembre de 2014, y la parte subterránea en el primer trimestre de 2015. El presupuesto asciende a 23,2 millones de euros.

La sede de la Audiencia volverá a estar operativa previsiblemente en el segundo semestre de 2015, según fuentes ministeriales. Una vez concluidas las obras, tendrá 10.960 metros cuadrados de superficie, a los que hay que sumar otros 3.840 metros cuadrados ganados en el subsuelo. Es decir, en total, 14.800 metros cuadrados, frente a los 9.925 del inmueble original; se ganarán además dos nuevas alturas (retranqueadas) sobre la rasante, y un patio para ganar luz natural. Se ha cambiado además el forjado, que estaba muy deteriorado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram