Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los farmacéuticos catalanes exigen sus 416 millones al Gobierno

Hacienda se compromete a desbloquear los fondos durante este mes, pero los farmacéuticos exigen que lo haga mañana

Una boticaria cierra su farmacia en la calle Guardiola i Felip para protestar por los 416 que les adeuda la Generalitat.
Una boticaria cierra su farmacia en la calle Guardiola i Felip para protestar por los 416 que les adeuda la Generalitat.

Un millar de farmacéuticos se han concentrado en el mediodía de este jueves ante la delegación del Gobierno en Barcelona para exigir el pago de 416 millones de euros que les adeuda la Administración. El presidente de los farmacéuticos, Jordi de Dalmases, se ha reunido con la delegada, María de los Llanos de Luna. “Nos ha dado toda la razón, pero seguimos sin saber cuándo vamos a cobrar”, ha explicado a la salida de ese encuentro De Dalmases. Sus palabras han provocado la indignación de los concentrados, que han acusado al gobierno central de “moroso”.

Las farmacias han cerrado toda la mañana como medida de protesta. La dispensación por receta electrónica ha caído un 80%, una cifra que el Consejo de Colegios de Farmacéuticos ha calificado de “espectacular” porque indica un amplio seguimiento del cierre. Los farmacéuticos han cortado la calle Mallorca a la altura de la sede de la Delegación y han coreado consignas contra el Ministerio de Hacienda. “¡Montoro, paga de una vez!” y “¡Queremos cobrar!”, han sido las más repetidas.

El gobierno se ha comprometido a desbloquear este mes los fondos del plan ICO Proveedores, que la Generalitat pretende utilizar para pagar tres facturas que adeuda al sector (dos de 2013 y una de mayo de este año) y que suman 309 millones de euros. Además, el gobierno catalán tampoco ha abonado los medicamentos dispensados en septiembre y que las farmacias debían haber cobrado ya. Sin la certeza de que el Consejo de Ministros aprobará el pago mañana, los farmacéuticos han anunciado que se reunirán la próxima semana para estudiar nuevas medidas. “Tomaremos las decisiones de forma democrática”, ha afirmado De Dalmases.

Algunos farmacéuticos piden que las boticas se desconecten del sistema informático que permite dispensar los medicamentos a cargo de la sanidad pública. Se trataría de una medida comprometida, ya que la ley lo impide y podrían derivarse graves responsabilidades, explican fuentes del Consejo de Colegios de Farmacéuticos. El Consejo exigió ayer al Ministerio de Hacienda una fecha de cobro por escrito, pero solo recibió una carta en la que el ministro, Cristóbal Montoro, se comprometía a pagar a lo largo de este mes.

Los farmacéuticos han exigido hoy que el Consejo de Ministros del viernes apruebe el pago. “Estamos hasta las narices. Nos están arruinando”, se han quejado Manuel Montes y Susana Álvarez, que compraron una farmacia hace 3 años en Viladecans. Algunos boticarios están con el agua al cuello al no haber cobrado el equivalente a un tercio de la facturación de todo un año a la sanidad pública, que es para la mayoría la fuente más importante de ingresos. “Lo estamos pasando muy mal. No sé cómo acabaremos”, admitía esta mañana Meritxell Blanchart, de 36 años, propietaria de una farmacia en Sabadell.

Más información