Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fagor y la Corporación Mondragón escenifican su desafecto

Representantes de la cooperativa y del grupo se citan este miércoles con las instituciones

Trabajadores de Edesa en el encierro que mantienen en la fábrica de Basauri.
Trabajadores de Edesa en el encierro que mantienen en la fábrica de Basauri. AP

Las heridas que se han abierto entre la Corporación Mondragón y Fagor Electrodomésticos tras estallar una crisis sin precedentes en esta cooperativa van a ser difíciles de cicatrizar. Representantes de ambas entidades están citados hoy a primera hora de la tarde en una reunión, instada por el Gobierno vasco, que se antoja estéril y sin consecuencias prácticas para el devenir de la compañía industrial, en preconcurso de acreedores y a punto de declararse en suspensión de pagos.

Aún está muy fresca la traumática decisión de Mondragón de negarle a Fagor la financiación que precisa para sobrevivir. No va a ser un plato de buen gusto verse las caras en la sede del Ejecutivo en Lakua y exponerse a una pléyade de alcaldes y otros cargos institucionales. También es muy distinto el talante con que unos y otros acudirán a esta cumbre de urgencia. Y todo, con la amenaza de una inminente caída de la filial francesa Brandt, que acabaría por arrastrar irremisiblemente a la firma de electrodomésticos al concurso de acreedores.

El orden del día de la cita de hoy (15.00, en Lakua) es tan escueto como modesto en sus pretensiones. De salida, Fagor Electrodomésticos y la Corporación Mondragón expondrán a los asistentes la situación actual. La compañía confirmó ayer que enviará a sus dos máximos ejecutivos, esto es, el presidente de Fagor, Xabier Bengoetxea, y su director general, Sergio Treviño, mientras que el grupo cooperativo no comunicó quién será su representante. Enfrente estarán los consejeros de Desarrollo Económico, Arantza Tapia, y de Empleo, Juan María Aburto, además de miembros de las Diputaciones de Gipuzkoa y Bizkaia y de los alcaldes de la comarca de Mondragón y de Basauri, donde Fagor tiene repartidas cinco de sus fábricas.

La empresa estará representada por Xabier Bengoetxea y Sergio Treviño

Fagor Electrodomésticos ha asegurado que acuden al encuentro con el ánimo de “colaborar” y “aportar todo lo que se pueda”, aunque admitió que no esperan grandes resultados de esta puesta en común. Los responsables de la empresa siguen con las gestiones para tratar de encontrar la financiación que necesitan para no verse abocados al peor desenlace, pero “no hay nada nuevo”, reconocieron. Ayer trascendió que podría alcanzarse un acuerdo con el fabricante de electrodomésticos Mabe, de México, “un viejo conocido” de Fagor.

La respuesta es la misma: “No hay nada”. El grupo Mondragón, por su parte, es aún más pesimista: No confía en la eficacia del cónclave de este miércoles. Ya demostró escaso interés cuando el pasado lunes suspendió con pocas horas de antelación —adujo “problemas de agenda”— una reunión que se había convocado cuatro días antes. En otro gesto de contrariedad, el Gobierno, que se ha distinguido durante todo este proceso por enviar mensajes muy críticos a la corporación, tuvo que llamarle a filas y forzar su presencia en la nueva cita.

Auditoría

El informe de auditoría de las cuentas anuales de 2011 de Fagor Electrodomésticos, elaborado por Deloitte, ya advertía del agujero en el que estaba metida la compañía.

Según la fiscalización, el pasivo excedía el activo de la sociedad, entonces dirigida por Txema Gisasola —hoy presidente de MCC—, lo que denota “una incertidumbre” sobre la capacidad de Fagor para afrontar sus deudas.

Pese a estar entonces cerca de la quiebra, los administradores confiaban en darle la vuelta a la situación con el “apoyo financiero de la corporación”.

El segundo punto de la reunión está reservado para “analizar el impacto” de un posible cierre definitivo de Fagor Electrodomésticos, que da empleo a 5.642 trabajadores, de los que algo más de 2.000 están en Euskadi. También se espera que las instituciones propongan medidas para paliar esos efectos. En este sentido, la portavoz de la Diputación de Gipuzkoa, Larraitz Ugarte, de Bildu, adelantó que pondrá sobre la mesa la necesidad de las principales cajas vascas —son acreedoras de Fagor Electrodomésticos— se involucren en la financiación de la compañía industrial.

La solución de Bildu consiste en que MCC y Fagor exija una línea de crédito a Laboral Kutxa y Lagun Aro —ambas pertenecientes al grupo cooperativo—, y que el Gobierno vasco y la Diputación guipuzcoana hagan otro tanto con Kutxabank y Kutxa. “Es la hora de propuestas concretas y no de disputas políticas que no ayudan a nada”, dijo Ugarte, quien criticó la “actitud miserable” de Iñigo Urkullu y Patxi López por enzarzarse en discusiones sobre las ayudas que el Ejecutivo autonómico ha concedido en los últimos años a Fagor.

El granito de arena del Gobierno foral de Bildu consistirá en reunirse el próximo lunes con el presidente de Kutxa, Xabier Iturbe, a quien solicitará que favorezca “mecanismos de financiación” para las empresas de Gipuzkoa, también para Fagor. “La Diputación es fundadora de Kutxa y algo tenemos que decir para que nuestras entidades financieras trabajen a favor de nuestro tejido empresarial”, opinó la portavoz foral. Según la Diputación guipuzcoana, “si se hace un plan adecuado para esta fase de transición y si hay financiación para ese plan, es posible encontrar soluciones a la situación muy crítica de Fagor”.

El grupo cooperativo considera que la reunión no aportará nada

Al margen de esto, la empresa de Mondragón sigue mirando con preocupación el desarrollo de los acontecimientos en su filial francesa Brandt, con 1.800 operarios en cuatro plantas. La situación ha sido tratada ayer en una conversación telefónica entre el ministro francés de Renovación Industrial, Arnaud Montebourg, y su homólogo español, José Manuel Soria, a quien le trasladó que Fagor tiene “futuro” en Francia. Ambos se comprometieron a coordinar los movimientos de los dos gobiernos ante la crisis de la cooperativa. “Tenemos la intención de recordar que Fagor, que vende el 14% de los electrodomésticos en Francia, tiene un futuro. Cuenta con una cartera de marcas de prestigio y de patentes claves. Tenemos que hacer todo lo posible para preservar nuestra base industrial”, ha asegurado el ministro Montebourg durante su intervención en el pleno de la Asamblea Nacional.

Por otro lado, la plataforma Ordaindu, que aglutina a un grupo de socios cooperativistas de Fagor con aportaciones voluntarias y prestamos de capital social, remitirá un escrito a la Corporación Mondragon y solicitará una reunión con el Gobierno vasco con el objetivo de que les apoyen en su reivindicación de recuperar el capital aportado en Fagor Electrodomésticos. La “falta de respuestas” por parte del consejo rector de la cooperativa ha llevado a los integrantes de la comisión Ordaindu a dar este nuevo paso. Están decididos a “continuar reclamando la devolución” de sus ahorros, aseguran desde la plataforma. Los afectados cifran en 45 millones de euros las aportaciones voluntarias realizadas por algunos socios cooperativistas y en otros 42 millones la parte correspondiente a préstamos de capital social. En julio pasado varios socios habían solicitado ya el rescate de su dinero, por un importe global de 20 millones. Los afectados por las aportaciones van a remitir un escrito a la dirección del grupo Mondragón en el que le acusan de eludir su “responsabilidad” e “intentar lavarse las manos”.