Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PP DE ALMERÍA BAJO SOSPECHA

Hispano Almería pagó parte de una obra del alcalde de Almería

El senador Rodríguez Comendador (PP) admite el “feo” abono de 1.437 euros

Luis Rogelio Rodríguez Comendador, alcalde de Almería. Ampliar foto
Luis Rogelio Rodríguez Comendador, alcalde de Almería.

La constructora Hispano Almería abonó 239.100 pesetas (1.437 euros) de una obra realizada en un ático del senador y alcalde de Almería Luis Rogelio Rodríguez Comendador (PP). La reforma se llevó a cabo hace 13 años, cuando el regidor presidía la Diputación de Almería, y su coste exacto fue 692.100 pesetas (4.159 euros), de los cuales el alcalde asegura que pagó en metálico 453.000 pesetas (2.722 euros). Así lo refleja la factura de la obra para el cerramiento de una terraza en dicha vivienda, presentada por el cerrajero Juan Ramón Martínez a la empresa Hispano Almería el 29 de septiembre de 2000. La Fiscalía Superior investiga la contabilidad b de esa empresa por un supuesto sistema de sobornos a políticos y técnicos municipales y de la Diputación de Almería. Los recibos de dicha contabilidad apuntan asimismo a una supuesta financiación irregular del PP en Almería.

"Estéticamente está feo que una constructora pague parte de mi obra, no se me ha ocurrido nunca más hacerlo. Puede ser inconveniente, no sé si es un delito. Creo que no. No sé qué más argumentar (...)”, admitió el alcalde sobre el abono de la obra realizada en su ático, que actualmente mantiene alquilado. El regidor asegura que pagó una parte en metálico, en un sobre, y aporta un extracto de sus movimientos bancarios de aquella época que refleja una retirada en efectivo de 453.000 pesetas (2.722,58 euros). La suma se asemeja al pago que asegura el cerrajero haber recibido de manos del alcalde en su antiguo despacho de la Diputación de Almería. El dinero iba supuestamente incluido en un sobre blanco en billetes de 10.000 pesetas (60 euros).

El cerrajero Juan Ramón Martínez relata la escena: “Cuando estábamos acabando el trabajo nos dijo que al día siguiente estaría en Diputación. Tenía el sobre preparado encima de la mesa. Me lo dio en mano y me dijo ahí lo llevas. Lo conté y me fui. Iban más de 400.000 pesetas (2.400) en billetes de 10.000 [pesetas]. La factura se la hice a Hispano Almería”. Rodríguez Comendador recuerda la escena con estas palabras: “Vino a cobrar y yo le dije ‘tenga usted’. Antes no había restricción para pagar en metálico”, argumenta el senador.

En la relación interna de obras de Hispano Almería figura el nombre de “Luis Rogelio” escrito a mano y situado a pie de página, con el código 314. Pero no figura entre las obras cobradas por la constructora. Cuando Hispano Almería abonó parte de esa obra, la Diputación adjudicaba obras a dicha constructora. Rodríguez Comendador presidió la institución provincial desde 1995 hasta 2003.

La factura refleja claramente bajo el epígrafe “CASA LUIS ROGELIO” los conceptos de la cubierta terraza, el cerramiento con aluminio, la ventana de corredera y la barandilla, entre otros. El cerrajero remitió una factura con esta obra realizada en Almería y otra de circunvalación en Roquetas de Mar.

En los años siguientes a la reforma en el ático del senador del PP, el volumen de las obras contratadas con la Diputación almeriense se multiplicó: ejecutó obras en los municipios de Lubrín, Garrucha, Laujar, Lijas, Berja y Carboneras, entre otros.

Sin embargo, Rodríguez Comendador defiende que no ha concedido trato de favor hacia esta constructora, ya que al contrario que en Roquetas de Mar bajo la alcaldía de Gabriel Amat, en la capital Hispano Almería solo ha realizado obras por 1,6 millones, el 0,4% de los 300 millones adjudicados en obra pública durante la última década. “Si hubiera una relación especial, estos señores no se llevan solo 1,6 millones. Hubiera habido algo más de cariño”, argumenta.

La investigación de la Fiscalía Superior intenta delimitar el alcance de los tentáculos de Hispano Almería respecto a dirigentes del PP, pero también del PSOE, con los que mantenía obras adjudicadas. La contabilidad b de la firma incluye un pago de 8.500 euros con el concepto “PP Almería (DIPUTACIÓN)” y otro de 100.000 pesetas (600 euros) como una aportación a una comida de Diputación. Ambos gastos se realizaron en la época en la que Rodríguez Comendador presidía la institución provincial.