Las cuentas más endeudadas

El presupuesto regional de 2014, que llega con la promesa del fin de los ajustes más duros y una desafiante bajada de impuestos, dispara la deuda autonómica La Comunidad pagará 1.082 millones solo en intereses

González revisa sus notas en la presentación de los presupuestos.
González revisa sus notas en la presentación de los presupuestos.BERNARDO PÉREZ

Los Presupuestos de la Comunidad serán menos sangrantes en 2014 que este ejercicio. Pero también serán los más endeudados. La deuda pública ha crecido un 275% en los últimos cuatro años, hasta alcanzar los 1.082 millones de euros solo en intereses para el ejercicio que viene, en el que pretende colocar 5.500 millones. Mil más que los que Madrid emitió este año, en los cuatro primeros meses. Respecto al PIB, la deuda regional asciende al 12%. Los intereses supondrán un 19% más que en 2013; superan, por sí solos, a la suma de las partidas de la consejería de Presidencia y Justicia más la de Medio Ambiente. Y es tan solo220 millones inferior a Asuntos Sociales. Mientras, el pasivo es de 3.488 millones, un 74% más respecto al importe consignado en los Presupuestos de este año.

El Gobierno regional (PP) anunció ayer, tras abonar 267 millones, que está al día con sus proveedores, por lo que no acudirá al plan de pago promovido por el Ministerio de Hacienda. El consejero de Economía, Enrique Ossorio, aseveró que “todas las empresas” que podían haberse acogido al mismo “ya han cobrado”.

75 millones menos en personal de Sanidad. Aunque la Comunidad afirma que se queda como está, salvo por 130 millones que dice descontar por los costes derivados de la paralización del proceso de privatización de la gestión de seis hospitales, se aprecian más recortes en la cartera de Javier Fernández-Lasquetty. El presupuesto para 2014 recoge una “rebaja importante” en personal fijo, con 28 millones menos entre funcionarios y laborales, debido a amortizaciones de plazas vacantes. Y cae en 46,9 millones en el caso del personal estatutario, debido “fundamentalmente” al impacto de las jubilaciones forzosas para médicos mayores de 65 años que el Gobierno regional aplicó por sorpresa el pasado mayo. En la Atención Especializada el descenso es de 43 millones, fijando el presupuesto en 4.623.

Todos contra la rebaja fiscal del PP

Las críticas de la oposición a la política fiscal de la Comunidad de Madrid, con una rebaja para 2014 en el tramo autonómico del IRPF (0,4 puntos por tramo), las transmisiones patrimoniales, el impuesto de actos jurídicos documentados y la supresión del céntimo sanitario para taxistas y camioneros, han arreciado durante la semana.

A entender del diputado regional socialista Antonio Carmona, el consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, es la versión castiza de Juan Sin Tierra por unos presupuestos “regresivos” e “injustos” en los que la reducción de tributos favorece “de forma obscena” a las grandes rentas. Para contrarrestarla, propone suprimir los “regalos fiscales”, obteniendo a cambio unos ingresos de 2.000 millones para el presupuesto. Ossorio defiende que quienes perciban una renta de hasta 17.707,20 euros se ahorrarán de media con la bajada del IRPF un 6,7%; un 5% los que tengan una renta de hasta 33.007,20; un 3,24% aquellos contribuyentes con una renta hasta 53.407,20 euros; y un 2,33% quienes superen el último baremo.

La diputada Libertad Martínez (IU) apunta que van a disfrutar de la renta mínima de inserción 1.000 personas más, en total unas 20.000, mientras que 28.742 “son las que se van a beneficiar de una política fiscal para ricos... Justo las que ganan más de 150.000 euros al año”. La líder y portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, opina que si a Madrid “le sobra” para bajar impuestos, debería reponer lo recortado en servicios públicos “básicos” en los últimos años.

Con una reserva de 32,6 millones este ejercicio, el hospital Carlos III pasará a integrarse en La Paz —a su vez aumenta a 487 millones, 22 más que este curso— y se transformará en un centro de media estancia. Las partidas destinadas a los hospitales de Móstoles, Torrejón y Valdemoro y el convenio con la Fundación Jiménez Díaz, por importe de 443 millones, se mantienen en el mismo nivel del ejercicio de 2013. La mayoría de hospitales sufren bajadas, algunas apreciables. La más destacada es la del 12 de Octubre, con 16 millones menos (400,9), seguido del Ramón y Cajal —13 millones (327)—, el Clínico también con 13 menos (331,7 millones) y el Gregorio Marañón, en su caso de ocho millones (463).

La Comunidad argumenta que “aunque pueda verse una reducción del presupuesto de gastos en algunos hospitales, no existe reducción en el gasto global de todos los centros”, debido a que partidas que antes se recogían en cada hospital ahora aparecen reflejadas de forma conjunta en un mismo programa centralizado.

De acuerdo con sus cálculos, la unificación de compra de bienes y servicios (limpieza, seguridad y lavandería en hospitales), estimada en 114,6 millones, supone una reducción de siete millones respecto a 2013 (5,79%). Como parte de la política de centralización de compras y servicios, se concretará la externalización de la lavandería central, con ocho millones para 2013. A su vez, el gasto en material sanitario y farmacéutico (912 millones) se reduce en un 1,82%, lo que supone un ahorro de 16,8 millones. Los conciertos y convenios sanitarios, con 306 millones, descienden un 18,8% (71 millones). Las recetas médicas, con 948,5 millones, disminuyen un 5,01% (50 millones).

Educación promete no subir más las tasas. La segunda consejería con más dinero después de Sanidad aumenta su presupuesto un 0,02% hasta los 4.230 millones. Es una subida mínima, pero la primera que se produce desde que empezó la crisis. Ese pequeño remonte llevó a la consejera de Educación, Lucía Figar, a asegurar que las reformas “más duras” ya han acabado. Sindicatos como Comisiones Obreras replican que el recorte en plantilla de profesores ha supuesto ya perder 10.000 empleos desde que empezaron los ajustes y aumentaron las horas lectivas de los docentes en secundaria. En los últimos tres años han caído las partidas de becas y se han incrementado exponencialmente las tasas, el dinero que ponen de su bolsillo los ciudadanos para pagar los servicios públicos. Figar aseguró que las de universidades y escuelas infantiles no subirán en próximos cursos, sin especificar cuántos.

La partida de becas y ayudas crece más de un tercio, de 45,8 a 61,2 millones. Educación admite que se debe principalmente a que el dinero que antes se empleaba en conciertos educativos en la Formación Profesional superior —que la consejería cifró en febrero en 26 millones anuales— se derivan ahora a cheques escolares que recibe directamente parte del alumnado. Se prevén 6.000 becas.

Según la consejería, para este curso ya está comprometida algo más de la mitad de la partida de becas (36,6 millones). Pero, aunque el dinero sube, el detalle de los presupuestos contempla las mismas cifras para ayudas a escuelas infantiles privadas (31.000 cheques guardería), las mismas 800 becas de transporte escolar como en 2013 y el fondo de préstamos de libros para 1.515 colegios, después de que Educación eliminara en 2012 las becas de libros para las familias. Solo aumentan las ayudas para comedor, de 50.000 a 52.000.

Madrid prevé aumentar más de 4.200 plazas la Formación Profesional, pero las cuentas dibujan recortes en los casos de alumnos más desaventajados. Caen casi 3.000 los estudiantes de compensación educativa en primaria (de 11.000 a 8.800) y otros 1.000 en secundaria, cuya cifra global asciende a 7.900. Se pierden más de la mitad de las aulas de enlace en secundaria (de 22 a 10) y se contemplan 1.200 alumnos menos en los programas de cualificación profesional inicial (hasta 4.193).

La partida de universidades pierde casi 42 millones, situándose en 818 millones. La consejería lo justifica en un incremento de la recaudación por las tasas que pagan los alumnos que no cubre todo lo recortado porque los estudiantes optan por matricularse de menos créditos, según denuncian los rectores. El precio de las matrículas ha subido en Madrid un 68% en los dos últimos cursos.

26 millones más en inversiones. La Comunidad incrementa un 5,3% la partida a inversiones reales —la inversión nueva crece un 6,61% (20,8 millones, quedándose en 336 millones) mientras que la reposición baja hasta 116,5 millones (un 0,75% menos)—, retomando planes de antaño. Por ejemplo, a la construcción y mantenimiento de infraestructuras ferroviarias se destinarán 53 millones. Así, el Ejecutivo autónomo prolongará la línea 9 de Metro entre Mirasierra y la estación de Cercanías de la calle de Costa Brava. La obra, de 20 millones, consiste en la realización de un túnel de 1,4 kilómetros de vía doble que se realizará mediante el llamado método tradicional de Madrid (pico y pala, frente al austriaco o con tuneladoras). La ampliación de la línea dará servicio a buena parte del barrio de Mirasierra y a la zona oeste de Montecarmelo. La finalización de los trabajos y la puesta en servicio de la obra están programadas para principios de 2015.<CO> También se realizarán obras de impermeabilización de la línea 7 y su ampliación hasta el hospital del Henares, con 14 millones presupuestados. Y en el Metrosur, donde la Comunidad ya tuvo que actuar en verano de 2012 por la degradación de las actuales infraestructuras por las filtraciones de agua y defectos en las plataformas de las vías.

En la línea ferroviaria de Torrejón mejorará la conexión con la estación de Chamartín. Para ello, se remodelará la actual estación de Cercanías y sus accesos. Además, se construirá una nueva plataforma en la zona de Soto del Henares, muy próxima al hospital de Torrejón. El importe es de cinco millones, con la previsión de terminar esta legislatura.

En carreteras aumenta la partida a su construcción (de 27 a 39,37 millones) y desciende la otorgada a su conservación (de 51 a 40). La intención de la Comunidad es finalizar las obras de duplicación de la calzada de la M-509, entre la M-50 y Villanueva del Pardillo (14 millones), entre otras.

En Vivienda se finalizará el realojo del núcleo chabolista de El Ventorro, donde habitan 89 familias. También se comenzará a desmantelar y realojar al núcleo chabolista de Río Guadarrama, en Móstoles, con 252 familias. Esta área de infraviviendas está pegada al río, por lo que cuando se producen subidas del agua por intensas lluvias, las casas se inundan. Están dentro de la zona de protección del río, por lo que el asentamiento es ilegal.

El Ivima invertirá 33,4 millones en la construcción de viviendas sociales. Unos 5,6 millones se destinarán a construir más de 500 pisos de alquiler con opción a compra en Majadahonda Sur. En Canillas se levantarán 115, 44 en el Ensanche de Vallecas, 274 en Alcorcón, 352 en Móstoles, 128 en La Ventilla y 198 en Carabanchel.

Además, se abrirán dos nuevos centros de salud en Las Margaritas (Getafe) y en Arroyomolinos, además de terminarse el de Alpedrete. A ellos y a la mejora de otros centros, se destinarán un total de 20 millones. A los que habría que sumar 12 para la gestión del terminado hospital de Collado Villalba, de gestión privada, que está cerrado y que no se prevé que se abra tampoco en 2014. Para ampliar y construir nuevos colegios se destinan 47 millones.

Las Bescam se quedan como estaban. Las Brigadas Especiales de Seguridad de la Comunidad de Madrid, presentes en 111 municipios, tendrán un presupuesto de 69 millones, prácticamente idéntico a los 69,5 con que ha contado finalmente para todo 2013, y que suponen 25,5 millones menos respecto al curso de 2012. La Comunidad afirma que aumenta la partida en un 53,23%, ya que la compara con la inicial para el ejercicio presente, que fijó en 45 millones y después tuvo que reforzar con otros 25. Los municipios disponen en la actualidad de 2.087 policías, 413 menos que el año anterior.

La disminución del presupuesto destinado a la justicia gratuita, con 31,85 millones tras perder ocho, se antoja como uno de los principales frentes del Gobierno regional —partidario de devolver las competencias en esta área a la Administración central— el próximo año. La partida al funcionamiento de la justicia desciende 13 millones y se queda en 378,16 millones. Además, se reducen las dotaciones a los Colegios de Abogados y Procuradores en ocho millones, un descenso del 20,08%.

Más rentas mínimas y menos evaluaciones a dependientes

Con 1.303 millones, Asuntos Sociales es la partida económica que más crece: 55 millones (un 4,4%). El consejero Jesús Fermosel señaló esta semana que esa subida “ratifica el compromiso” del Gobierno regional con los más necesitados. Desde la oposición, el coordinador regional de Izquierda Unida, Eddy Sánchez, señala que lo único que hacen estas cuentas es adaptarse a la ejecución presupuestaria de ejercicios anteriores, es decir, a la diferencia entre lo que se dibuja en el presupuesto al iniciar el año y lo que finalmente se acaba empleando.

Casi la mitad del presupuesto (578 millones) se destina a plazas para mayores, enfermos mentales crónicos, personas con discapacidad y menores titulados, con 50.000 plazas en 500 centros. La Comunidad de Madrid recorta el dinero destinado a servicios de mayores con corporaciones locales (de 21,7 a 18,1 millones), mientras aumenta el destinado a centros concertados, de 143 a 149 millones.

Asuntos Sociales aumenta la cobertura destinada a exclusión social con tres millones de euros más hasta 84,8 millones y crecen en 1.000 personas los perceptores de la renta mínima de inserción (entre 375,5 y 532,5 euros mensuales, en función del número de miembros de la familia). Habrá 20.000 beneficiarios.

La partida para dependencia —que incluye los fondos para reconocer y detectar casos, sufragar recursos y formar a evaluadores— pasa de 206 a 216 millones. El detalle del presupuesto recoge que las valoraciones y dictámenes técnicos se quedan casi en la mitad, de 48.600 a 26.400, y que los dependientes con derecho a recibir ayuda a domicilio caen de 60.000 a 20.000 personas. Se eliminan las 7.500 horas para formación que aparecían en las cuentas de 2013.

El presupuesto destinado a luchar contra violencia de género y a la promoción de la igualdad es de los pocos que bajan. Pierde un millón de hasta 21,6 millones. El recorte se centra en la promoción, que pasa de dos millones a 1,3. La Comunidad prevé atender a 6.000 mujeres (1.200 más que en 2013) en los puntos municipales del observatorio de violencia de género y en residencias.

El Instituto Madrileño de la Familia y el Menor recibirá cuatro millones más (109 millones en total). Es el organismo que, desde 2012, asume también el dinero destinado a títulos de familias numerosas, que bajan de 110.000 a 90.000, además de caer los permisos renovados y los nuevos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS