Los médicos firman una nueva carta de rechazo a la privatización sanitaria

Los colectivos profesionales denuncian que el plan regional disminuirá la calidad asistencial Los facultativos recuerdan que el Gobierno regional no ha podido justificar el supuesto ahorro

Cuando se cumple un año del anuncio de la futura privatización de la gestión de seis hospitales madrileños, que afecta a más de un millón de personas, los médicos de la región han consensuado una carta abierta en la que recuerdan que siguen unidos en la lucha contra un plan que consideran perjudicial para la sanidad pública. En el texto mantienen que la privatización no solo no ahorra, sino que puede encarecer el sistema, de forma que solo las empresas privadas saldrán beneficiadas. Además, alertan de que puede acarrear una “disminución de la calidad de la asistencia”.

El texto lo firman tanto asociaciones profesionales como sindicales: Ilustre Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), representantes de los directores de centros de atención primaria, de los jefes de servicio de hospitales, de los planes estratégicos de las especialidades, Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem) y los sindicatos médicos Amyts y SIME. Hacía meses que estas organizaciones no emitían un comunicado de este tipo.

“Durante el último año hemos sido capaces de demostrar que tras nuestro rechazo al plan no hay ideología política alguna y sí evidencia científica sobre cómo el intento de privatización de la gestión sanitaria, lejos de generar el pretendido ahorro económico, puede acarrear un encarecimiento del sistema sanitario, en el que solo ganarán las empresas privadas que, con un legítimo interés por el beneficio económico, pretenden intervenir en este proceso”, asegura la carta, que ha sido enviada a todos los médicos de la red pública de la región.

“Afortunadamente el sistema judicial madrileño ha respaldado nuestros argumentos en varios autos que, de manera contundente, han dejado claros los peligros del plan, así como la irreversibilidad de los cambios que contiene”, añade. Al menos dos tribunales han determinado que el ahorro del que habla la Comunidad de Madrid no está acreditado. Un juez lo tachó en un auto de “virtual”. El proceso de privatización está actualmente paralizado cautelarmente por decisión judicial hasta que haya sentencia.

Los médicos consideran que, a diferencia de la Administración, ellos sí han mostrado estadísticas y datos: “Hemos aportado pruebas sobre cómo una de las consecuencias más importantes del plan es la disminución de la calidad de la asistencia y la aparición de una creciente discriminación en la atención a los ciudadanos”. Su puesta en marcha, añaden, “provocará consecuencias sociales y sanitarias irreversibles”.

“Un año después, seguimos manteniendo las mismas ideas, que no han sido rebatidas con argumento alguno”, señalan y mencionan el “sufrimiento” de la sanidad pública madrileña durante este año, debido a que “se ha descapitalizado”, han disminuido plantillas y “externalizado multitud de pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas”. También lamentan que, pese a haber ofrecido su colaboración para “reformar”, la Consejería de Sanidad no solo la ha rechazado, sino que además les ha desprestigiado.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50