el final de eta

Urquijo investiga la “legalidad” de la subvención dada por Izagirre a Harrera

El delegado del Gobierno en el País Vasco considera "inadmisible que esta asociación reciba financiación pública"

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha requerido al alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagire, de Bildu, los antecedentes del acuerdo por el que se ha otorgado una subvención a la asociación Harrera Elkartea que agrupa a expresos de la banda terrorista ETA.

En su escrito, fechado hoy mismo, Urquijo establece un plazo de 20 días para que se remita a la delegación copia del acuerdo correspondiente y la documentación complementaria. Para Carlos Urquijo "resulta de todo inadmisible" que la asociación reciba financiación pública, por lo que "si existe algún resquicio legal para impedirlo utilizaremos en esa dirección todos los instrumentos del Estado de derecho".

Para el delegado del Gobierno, "llueve sobre mojado en el desprecio a las víctimas del terrorismo por parte de los responsables de Bildu al frente de las instituciones guipuzcoanas". "Un día se otorga recibimiento de honor a quienes se jactan de apoyar a quienes enaltecen el terrorismo, y al día siguiente se les concede una nueva subvención", señala.

A su juicio, no es de recibo además que se esté exhibiendo un respaldo institucional a quienes han pretendido "destruir el Estado de derecho y ocasionado un daño irreparable al País Vasco por apoyar el terrorismo de ETA". "Nos mueve el cumplimiento de la ley e impedir que se burle la misma. De ahí que vayamos a poner todo el celo en investigar la legalidad de las ayudas otorgadas a Harrera Elkartea desde el Ayuntamiento de la capital donostiarra", indica.

Harrera está encabezada por el abogado y exmiembro de ETA Juan Carlos Yoldi

La asociación Harrera Elkartea, que encabeza el abogado y exmiembro de ETA Juan Carlos Yoldi, se constituyó hace un año para ayudar a los presos de la banda terrorista que salen de la cárcel en cuestiones prácticas como renovar documentación, buscar trabajo, alojamiento... Se presentan como una organización asistencial.

Harrera (nombre que tenía también el aparato de acogida de ETA) inauguró hace unas semanas una página web con la que pretende tanto orientar a los exreclusos, como buscar colaboración de personas que puedan ayudar a los presos. Este grupo está formado en gran parte por antiguos presos que quieren ayudar a sus excompañeros. Además, han puesto en marcha una campaña para recaudar donaciones.

"La persona que regresa tiene que saber que se va a enfrentar a dificultades pero que para hacerles frente a parte de la ayuda de sus familiares y amigos va a tener a un montón de gente dispuesta a ello. Y por otro lado dar soluciones reales y prácticas: ante las administraciones, necesidad de vivienda, formación para el empleo, tramitación de ayudas, dentista, carnet de conducir, pequeños créditos para comenzara trabajar. Para que puedan tener una adaptación integral y digna", explica la asociación.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50