Todos los partidos menos el PP apoyan que Mas intervenga en el Foro

PSC e ICV consideran que el presidente de la Generalitat debería no asistir a la cita y enviar a un consejero

Todos los partidos con representación parlamentaria menos el PP valoraron negativamente que el Gobierno no haya permitido al President Mas comparecer en el Foro económico del Mediterráneo Occidental, que se celebra este miércoles en Barcelona. Los partidos consideran una "anomalía protocolaria" que el President de la Generalitat no tenga un papel en un foro internacional de este tipo. Mas asistirá al inicio del acto, pero luego se ausentará para estar en el pleno del Parlament.

El portavoz del grupo parlamentario de CiU, Jordi Turull, tildó de "impresentable" la actitud del Gobierno central, y la atribuyó a un "pánico escénico" a que el presidente catalán hubiera podido desmentir con sus palabras la imagen que el Estado da de Cataluña y que no se ajusta a la realidad. Turull valoró que la decisión adoptada por Mas de acudir solo al inicio del acto es "la justa medida" ya que es la máxima autoridad "del país donde se celebra el Foro".

ERC manifestó su "total incomprensión" de que el Gobierno español haya tomado esta decisión, en palabras de la Secretaria General de la formación, Marta Rovira. "No entendemos qué necesidad hay de provocar este choque protocolario, ¿este es el gobierno que busca el diálogo con Cataluña?", se preguntó Rovira en rueda de prensa. La portavoz consideró que la asistencia de Mas era correcta "como anfitrión". En ese sentido auguró que la actuación de Mas sería "una lección de saber estar".

Desde el PSC se acusó tanto la ausencia de Mas como la del alcalde Xavier Trias. "Es una tradición y hubiera estado dentro de la normalidad que no solo el President sino también el Alcalde de Barcelona hubieran tenido un espacio para saludar", aseguró Maurici Lucena, portavoz del PSC. Lucena entiende que, pese a que el Gobierno lo haya hecho "muy mal", también el consejero de Presidencia Francesc Homs tiene responsabilidad por no haber sido capaz de llegar a un acuerdo con el Gobierno español. Pese a esto, Lucena se mostró partidario de que, una vez tomada la decisión de no dejar intervernir a Mas, la Generalitat hubiera enviado a un consejero para "preservar la figura del President".

Sobre la conveniencia de que Mas asistiera al acto, ICV también opinó que el President debería haber enviado a un consejero. "Defendemos que el President de la Generalitat debe tener un papel internacional y nos parece lamentable que el Gobierno de España no haya asumido esto", aseguró Dolors Camats.

Jordi Cañas, portavoz de Ciutadans, lamentó la polémica y acusó de ridícula a la actuación de Mas aunque, aseguró, por cortesía se le debería haber permitido tener sus tres minutos de gloria ya que nadie le recibe en el extranjero".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Quim Arrufat, diputado de la CUP, aseguró que la decisión del Gobierno era un menosprecio a la Generalitat, pero aseguró que este capítulo na pasa de "política palaciega" y que no interesa en la calle.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS