Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciutadans entrega las cuentas de su fundación a la Sindicatura

Jordi Cañas admite que la formación no hizo "las cosas adecuadamente", algo que atribuye a la "inexperiencia"

Ciutadans quiere dejar atrás la polémica que ha rodeado a su fundación, Tribuna Cïvica. Al estar ubicada en Madrid, la entidad no estaba sometida a los controles de la Sindicatura de Cuentas, ni tampoco del Tribunal de Cuentas, que hasta 2012 solo fiscalizaba las fundaciones de partidos con representación en las Cortes. Tras reiteradas peticiones de la Sindicatura, Ciutadans se comprometió a principios de semana a entregar las cuentas de Tribuna Cívica, y esta martes por la mañana lo ha hecho efectivo.

Cuando no se hacen las cosas adecuadamente, hay que rectificar"

Jordi Cañas

El ente fiscalizador catalán no tenía hasta ahora competencia para fiscalizar esta entidad, ya que estaba registrada en el ministerio de Cultura. Según Ciutadans, su intención era utilizar la fundación para hacer actividades en todo el Estado, algo que nunca sucedió, ya que Tribuna Cívica solo ha hecho un acto y fue en Barcelona. De hecho, el partido ha asegurado hoy que trasladó su sede a Barcelona en 2012. "Este hecho no tiene ninguna incidencia en la naturaleza jurídica y el ámbito de actuación de la entidad",  ha asegurado el secretario general y portavoz de Ciutadans, Matías Alonso, al entregar las cuentas. Una delegación del partido se reunirá con el Síndic Major, Jaume Amat, el viernes, para aclarar el malentendido con la fundación.

Tras una semana de ataques del líder del partido, Albert Rivera, a las entidades fiscalizadoras, la formación ha hecho hoy propósito de enmienda y ha reconocido que se equivocó en la gestión de la polémica alrededor de su fundación. "Cuando no se hacen las cosas adecuadamente, hay que rectificar. No hay nada que ocultar", ha dicho el portavoz parlamentario de Ciutadans Jordi Cañas. El error, ha aseverado el diputado, es fruto de la "inexperiencia", y no de la intención de la "maldad". Cañas ha lamentado que el Síndic Major hubiera dicho que Ciutadans se había negado a entregar información.