El PP ocultó los gastos de campaña de Camps, Carlos Fabra, Castedo y Torró

Hacienda revela el uso de recursos de la Generalitat para las campañas del PP

El expresidente Francisco Camps y en segundo término Carlos Fabra, en una imagen de archivo.
El expresidente Francisco Camps y en segundo término Carlos Fabra, en una imagen de archivo.KAI FÖRSTERLING (EFE)

La campaña de los populares valencianos en las elecciones autonómicas y municipales de 2007, en las que el expresidente Francisco Camps conquistó de forma abrumadora la Generalitat y el PP se impuso en la gran mayoría de municipios, estuvo plagada de irregularidades, según vuelve a constatar el último informe remitido por la Agencia Tributaria al Tribunal Superior de Justicia valenciano, que investiga la supuesta financiación ilegal del partido. La formación ocultó en sus declaraciones oficiales pagos por actividades electorales por importe de 2.882.659 euros en las elecciones municipales y autonómicas a empresas de la trama Gürtel, de ese año y de al menos otros 484.527 euros en las generales de 2008.

El informe recoge pagos concretos efectuados por destacados dirigentes del partido con motivo de actos electorales, como la alcaldesa de Alicante y diputada autonómica, Sonia Castedo —a quien la trama se refería en sus apuntes simplemente como Sonia—, por importe de 88.000 euros. O de Carlos Fabra, entonces presidente de la Diputación de Castellón y presidente provincial del partido —a quien la red llama El tuerto—, por 90.000 euros. O de Arturo Torró, actual alcalde de Gandia, que en 2007 abonó cerca de 24.000 euros a Orange Market, la firma del entramado de Francisco Correa que dirigía Álvaro Pérez, El Bigotes. O de David Serra, entonces vicesecretario regional del PP y hoy diputado en las Cortes, por 12.000 euros, según Hacienda.

El PP declaró pagos a la red por 175.000 euros cuando fueron casi tres millones

La desproporción entre los servicios que el entramado de Gürtel prestó al PP en las elecciones de 2007 y la declaración oficial que hizo el partido —entre otros a la Sindicatura de Cuentas— fue abismal. Frente a los cerca de tres millones de euros que la Agencia Tributaria estima que obtuvo principalmente Orange Market por realizar la campaña a la formación, los populares apenas declararon 175.000 euros, todos relativos a las elecciones autonómicas. En las municipales no llegaron a reflejar ni un euro de pagos a sociedades de la red.

El PP, ahonda Hacienda, solo reconoció oficialmente una parte de los mítines que El Bigotes montó. Y dejó fuera todos los demás servicios, como la contratación de centenares de vallas publicitarias a lo largo del territorio valenciano y la inclusión de propaganda electoral en medios de comunicación.

La Agencia Tributaria revela también el uso de recursos públicos para las campañas electorales municipal y autonómica del PP. Una asesora de Presidencia de la Generalitat, Carmen Sánchez Vicente, elaboraba y enviaba desde su dirección de correo electrónico del Gobierno valenciano los anuncios electorales del expresidente Camps al número dos de Orange Market, Cándido Herrero, para que éste los insertara en los periódicos. “Se trata en todos los casos de publicidad con la expresión ‘Vota PP’ y la foto de un dirigente de esa formación política, Francisco Camps. Los textos varían según el acto el lugar de la celebración y el mensaje político”, indica el inspector.

El informe constata que las tramas de Emarsa y Gürtel se cruzaron en 2007

El informe confirma que dos de las grandes tramas corruptas que operaban en aquellos años en Valencia, la de Gürtel y la que saqueó la empresa pública que depuraba las aguas residuales de la ciudad, Emarsa, se cruzaron en aquellas elecciones que Camps ganó por mayoría absoluta. En uno de los muchos servicios que el PP ocultó haber solicitado a Orange Market, la firma subcontrató a “45 figurantes” para un spot publicitario a la empresa Management de Azafatas y Servicios perteneciente al Grupo Arrima, controlado por el exdirector financiero de Emarsa e imputado por múltiples delitos en dicho caso, Enrique Arnal, y su pareja, Eva Marsal. La factura ascendió a 4.132 euros más IVA.

Entre los mítines de ese año que Hacienda analiza en el marco de los supuestos pagos irregulares hay tres en los que participó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: los de las plazas de toros de Valencia y Xàtiva, y otro en Alicante. En la causa por financiación ilegal están imputados, entre otros, el exvicepresidente de la Generalitat Vicente Rambla, el exsecretario general del PP regional Ricardo Costa, ambos diputados autonómicos, y el extesorero nacional del partido Luis Bárcenas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50