Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fagor Electrodomésticos mira de nuevo a la Corporación para salvar su futuro

La compañía de Mondragón busca financiación y ultima un acuerdo con los bancos acreedores

Planta de fabricación de electrodomésticos Fagor, de la Corporación Mondragón.
Planta de fabricación de electrodomésticos Fagor, de la Corporación Mondragón.

Fagor Electrodomésticos reconoce que afronta "una semana clave" en la búsqueda de financiación y que ultima un principio de acuerdo con bancos acreedores y, "sobre todo y fundamentalmente", con la Corporación Mondragón para afrontar su plan estratégico, con el que aspira a recuperar el crecimiento.

La misma fuente ha desmentido que la compañía estudie la posibilidad de convertirse en sociedad anónima y ha declinado confirmar posibles cierres de plantas en el extranjero dado que su plan industrial está aún "pendiente de aprobación y de comunicación interna" a los socios, entre los que la preocupación por el devenir de la empresa es creciente en los últimos años.

Fagor Electrodomésticos mira de nuevo a la Corporación Mondragón, que el pasado mes de mayo creó un fondo de 70 millones de euros destinados a paliar la delicada situación de la factoría, cuyas ventas ya habían caído un 37 % desde 2007.

La corporación explicó entonces que Fagor Electrodomésticos había ido adoptando medidas de ajuste laboral y de reducción de gastos de estructura por un importe de 78 millones de euros, lo que le había permitido mantener su presencia comercial y aumentar su cuota de mercado en línea blanca en un 16,3 %.

Sin embargo, la "virulencia de la crisis" ha hecho que estas medidas hayan resultado insuficientes y ha obligado a todas las cooperativas de la Corporación a crear el Fondo, que es en realidad un préstamo para garantizar la viabilidad futura de la compañía.De hecho, el grupo perdió 60,4 millones de euros en el primer semestre de este año, lo que triplica el resultado negativo del mismo período de 2012, cuando la cooperativa perdió 20,3 millones.

Así figuraba en la información que Fagor remitió a la Comisión Nacional del Mercado de Valores y en la que también consta que el primer semestre se cerró con una disminución de la cifra de negocios del 19 %: 491 millones frente a 609.

El grupo achacaba estos resultados a la caída del mercado de electrodomésticos en España por séptimo año consecutivo, debido a la "agudizada" caída del consumo familiar, el "colapso" de la construcción y el "endurecimiento" de los condicionantes financieros.

La compañía consideraba entonces que el hecho de ser una cooperativa es "una ventaja competitiva" para afrontar la crisis porque "facilita la puesta en marcha de mecanismos de solidaridad e intercooperación".

En un escueto comunicado, Fagor Electrodomésticos reconoce que "actualmente la compañía se encuentra en una situación que exige un esfuerzo adicional en la búsqueda de financiación para reforzar nuestra solvencia y liquidez".

"Los mecanismos que estamos valorando están avanzados y, si todas las negociaciones concluyen satisfactoriamente, tendremos un marco sólido para afrontar nuestro plan estratégico enfocado al crecimiento", añade. Fuentes de Fagor Electrodomésticos han reconocido que es necesaria una "inyección" financiera, aunque no han querido precisar a cuánto ascendería.

Fagor cerró el primer semestre con cinco plantas en España (San Andrés, Garagarza, Basauri, Bergara y Eskoriatza) y otras ocho repartidas por Francia, Polonia, Marruecos y China; además filiales en los cinco continentes, así como con 5.642 empleados, 1.356 menos que el año anterior.