El Parlamento aprueba que los diputados coticen por el 80% de su salario

El PSdeG votó en contra y pidió que los parlamentarios tributen por todo el sueldo

En vísperas del debate de política general (que se celebra entre hoy y el jueves en la Cámara), el Parlamento anunció ayer una nueva rebaja de sueldo de sus diputados, tal y como había reclamado el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Los parlamentarios —que hasta ahora apenas tributaban por la mitad de sus sueldos, puesto que la otra se consideraban gastos de representación— “pasarán a declarar por todos los conceptos retributivos” y además verán mermadas sus dietas. Recibirán 19 céntimos por cada kilómetro que recorran con su coche, en lugar de los 26 que percibían hasta ayer.

Los diputados rasos (con sueldos de 4.811,25 euros brutos mensuales) seguirán disfrutando de 800 euros libres de impuestos para atender obligaciones propias del cargo. Hasta ahora la cantidad por la que no tributaban era de 2.587 euros. En el caso de los miembros de la Mesa y los portavoces de los grupos (cuyos salarios superan los 5.000 euros al mes) la cantidad por la que no tributarán pasa a ser de 1.200 euros mensuales. En una escala intermedia se quedan los viceportavoces y presidentes de comisiones, que tendrán una dieta libre de tributación de 1.000 euros.

El acuerdo se aprobó ayer por mayoría en la Mesa del Parlamento y los cambios los impusieron los tres representantes del PP en este órgano. El PSdeG, el otro partido que tiene representación en la Mesa, votó en contra de la medida por entender que los diputados deben cotizar por el 100% de las retribuciones que reciben en el Parlamento. Esa fue también la postura que defendió ayer el nuevo secretario general de los socialistas, José Ramón Gómez Besteiro, quien defendió que los parlamentarios deben cotizar igual que el resto de los trabajadores. Las dos diputadas socialistas presentes en la Mesa se quejaron a la presidenta de la Cámara, Pilar Rojo, de que “no se haya respetado la separación de poderes” y de que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, “haya usurpado el papel” de la propio Rojo en todo este proceso arrogándose una decisión sobre los salarios que no compete al Ejecutivo.

La rebaja de los sueldos de los diputados es la última bandera que ha abrazado el presidente, quien en los últimos meses venía repitiendo “instrucciones a su grupo parlamentario” para disminuir los salarios de sus señorías. Ahora es el PSdeG el que pide ir más lejos y que todos los diputados tributen por el 100% de sus retribuciones y pasen a cotizar como todos los trabajadores.

En los últimos años la institución ya había tocado a la baja los ingresos de los diputados. En 2009, último año del bipartito, se congelaron y en el ejercicio siguiente, ya con Feijóo en la Xunta, fueron rebajados. Un comunicado del Parlamento gallego recuerda que entre 2009 y 2012, la Cámara ahorró 6,8 millones de euros, a pesar de ver reducida su asignación, que pasó desde entonces de 19.557.200 a los 17.421.406 euros del pasado ejercicio, con una caída de 2,1 millones. “Este ahorro”, insiste la institución, “fue consecuencia de una política de ajuste que afectó a todo los ámbitos”. Por primera vez en la historia de la institución, en este ejercicio el Parlamento devolvió el pasado abril 5,3 millones de euros a la Xunta, fruto de los ahorros logrados durante los últimos años.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS