Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenados 13 exconcejales de Marbella por un delito urbanístico

El juez castiga a Julián Muñoz con un año de cárcel y a Marisol Yagüe con 3.600 euros de multa

Julián Muñoz y Javier Lendínez, este lunes en la Audiencia de Málaga. Ampliar foto
Julián Muñoz y Javier Lendínez, este lunes en la Audiencia de Málaga.

Once exconcejales de Marbella condenados en el caso Malaya, entre ellos, Julián Muñoz, Marisol Yagüe e Isabel García Marcos, se han reencontrado este lunes en el banquillo de los acusados solo 10 días después de conocer su pena por su implicación en la trama de corrupción. En esta ocasión, por dar una licencia irregular para construir 10 viviendas. Entre los acusados también están los exediles Alberto García Muñoz y Javier Lendínez, este último ha estado huido de la Justicia casi cinco años. La vista oral por un delito contra la ordenación del territorio, celebrada en el Juzgado de lo Penal 7 de Málaga, duró pocos minutos porque todos los imputados se conformaron con las penas solicitadas por la fiscalía, dentro del pacto promovido por el ministerio público hace unos años para intentar aligerar las decenas de causas por permisos contrarios al plan urbanístico de Marbella.

El magistrado dictó en el momento la resolución. La pena varía según la corporación a la que perteneció cada exconcejal e implica reconocer los hechos delictivos. En el caso del tripartito que lideró Yagüe, al que pertenecía García Marcos, la condena es una multa de 3.600 euros (12 meses a una cuota diaria de 10 euros). Los integrantes de la junta de gobierno local anterior, por ejemplo, Tomás Reñones, son penados con nueve meses de prisión y 10 años de inhabilitación especial para cargo público electo.

Los imputados se conforman con las penas solicitadas por la fiscalía

En este grupo se encuentra Lendínez, para el que el fiscal varió su petición de condena por haber estado huido. El exconcejal fue capturado en el aeropuerto de Barajas el pasado 3 de octubre, un día antes de hacerse pública la sentencia del caso Malaya, procedimiento por el que un juez de Marbella dictó su ingreso en prisión unos días después. Además del sumario por la trama corrupta cuyo cabecilla era Juan Antonio Roca, Lendínez está imputado en el caso Saqueo II, que está pendiente de sentencia por parte de la Audiencia Nacional y en el que no ha podido ser juzgado, y en varios procesos por delito urbanístico.

El exconcejal ha sido condenado este lunes a 15 meses de cárcel y ha compartido banquillo con Julián Muñoz, quien también fue trasladado desde la cárcel para el juicio. El exalcalde de Marbella pertenece a la hornada de concejales para los que la pena por delito contra la ordenación del territorio asciende a un año de prisión y otros 10 de inhabilitación. Rafael González y Marisa Alcalá acompañan al exregidor en este grupo.

Los afectados ya han cumplido su condena por estos delitos, que se dirimen en un goteo de juicios para cumplir el trámite. El pacto con la fiscalía implica reconocer los hechos, aunque García Marcos ha dicho a la salida de la vista oral que “nunca” se declarará culpable de algo que no ha hecho.