Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tarragona acoge la beatificación de 522 mártires del siglo XX

Sectores de la Iglesia discrepan del acto que entroniza a religiosos asesinados durante la Guerra Civil

Preparativos para la ceremonia de beatificación en la universidad Laboral de Tarragona.
Preparativos para la ceremonia de beatificación en la universidad Laboral de Tarragona.

Tarragona acogerá hoy la beatificación más numerosa de la historia de la Iglesia católica. 522 “mártires de la persecución religiosa del siglo XX en España”, en la terminología oficial, serán elevados a los altares en una polémica ceremonia organizada por la Conferencia Episcopal Española y el Arzobispado de la ciudad.

El acto, que se celebrará en la antigua Universidad Laboral, equipamiento creado por el franquismo, será masivo y suscita escándalo incluso en el seno de la Iglesia. El motivo es que la gran mayoría de los nuevos beatos, 520, fallecieron tras el estallido de la Guerra Civil y solo dos religiosos paúles de León y Teruel murieron antes, el 13 de octubre de 1934. Aún con estos datos, la Conferencia Espiscopal huye del término “mártires de la Guerra Civil” porque, ar guye, “no fueron combatientes, ni estaban con las armas en la mano. Murieron por no renegar de su fe”, según el secretario y portavoz del episcopado, Juan Antonio Martínez Camino.

Discrepancias

Entidades como Redes Cristianas, Cristianismo Siglo XXI o Iglesia Plural discrepan de la celebración. Esta última organización pide tener en cuenta “a los asesinados de los dos bandos, reclamar la búsqueda de las víctimas desaparecidas y que la Iglesia admita su responsabilidad” en el golpe de Estado y en la dictadura franquista. En esta línea, la entidad Cristianas y Cristianos de Base de Madrid denuncia que la beatificación será “sectaria”. “¿Acaso a los ojos de Dios son más justos unos que otros?”, se pregunta mientras pide a los obispos que aprovechen la celebración “para pedir perdón” por el papel de la Iglesia “como impulsora” de la contienda, y por “su colaboración en la muerte o asesinato de miles de inocentes”.

El acto, en el que no permitirá la entrada de pancartas y banderas, será oficiado por el cardenal Angelo Amato y se prevé la asistencia de más de 25.000 personas. Las pantallas ofrecerán un mensaje del papa Francisco grabado con antelación. Entre los invitados confirmados figura el presidente de la Generalitat, Artur Mas, el del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y el inspector general del Ejército, Ricardo Álvarez-Espejo.

La policía ha montado un dispositivo ante la previsible asistencia al acto de ultraderechistas.