La baja inversión del Estado dificulta el consenso sobre la financiación

El portavoz de los expertos en financiación, Francisco Pérez, pide consenso Consell y oposición, excepto Compromís, exhiben su apoyo al informe

Francisco Pérez, durante su intervención ante los asistentes a la conferencia en el Fórum Europa.
Francisco Pérez, durante su intervención ante los asistentes a la conferencia en el Fórum Europa. MÒNICA TORRES

Los presupuestos generales del Estado para 2014, y en especial las inversiones territorializadas en la Comunidad Valenciana, se han convertido en un nuevo obstáculo para lograr un pacto político para reclamar un cambio en el sistema de financiación autonómica.

La disminución de las inversiones del Estado en 2014 en más de un 8% respecto a este año y la aceptación por el PP valenciano de estas cuentas han abierto la brecha con los socialistas y el resto de la oposición. “Mientras el PP diga una cosa en Valencia y otra en Madrid no avanzaremos nada”, argumentó este miércoles el secretario general de los socialistas valencianos, Ximo Puig.

El dirigente del PSPV acudió a la conferencia de Francisco Pérez, director del Instituto de Investigaciones Económicas y portavoz del grupo de expertos nombrado por las Cortes Valencianas para realizar un informe sobre la financiación autonómica.

A la conferencia, celebrada por Fórum Europa en Valencia, acudió la totalidad del Gobierno valenciano, con el presidente Alberto Fabra a la cabeza, además de los principales dirigentes empresariales. También acudió la coordinadora general de Esquerra Unida, Marga Sanz, pero nadie de Compromís, que ha decidido no participar en lo que considera un paripé de los populares. El desembargo del Consell, para arropar a los autores del estudio que concluye la necesidad de cambiar el actual sistema de financiación, tiene como objeto no perder pie en la reivindicación, pese a las trabas del Gobierno de Mariano Rajoy.

Fabra presentará el pacto social de Año Nuevo para intentar tener la iniciativa

Pérez alertó en su disertación que el consenso político y social es una condición básica para convencer a la Administración central de que atienda las reivindicaciones valencianas. El catedrático también admitió que una inversión estatal por debajo de la media tan solo agrava la infrafinanciación de la Generalitat.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En este contexto, el Consell ha decidido intentar recuperar la iniciativa en esta cuestión. Así, el próximo día 17 Fabra presentará en Valencia el pacto social que anunció en su discurso de Año Nuevo. Un pacto que incluye una referencia genérica a la necesidad de contar con una financiación justa, entre otras reivindicaciones, que cuenta con el apoyo de las organizaciones empresariales, pero no de los sindicatos, ni de las universidades. Desde el PP se acordó ayer lanzar una campaña con el lema #somvalencians para frenar el desgaste que está produciendo la falta de peso de los populares valencianos en las decisiones del Gobierno de Mariano Rajoy.

Y, desde las Cortes, el Grupo Popular ha vuelto a presenta una iniciativa ya aprobada sobre financiación para intentar transmitir que están todavía abiertos a un pacto con los socialistas para reclamar mejor financiación al Gobierno.

Sin embargo, para la oposición, el presidente de la Generalitat ya no ofrece ninguna confianza en esta cuestión y exige compromisos concretos para evitar que el acuerdo se quede en Valencia y se vea bloqueado nuevamente en Madrid, donde el PP ya ha votado en contra de varias iniciativas consensuadas en el Parlamento valenciano. Incluida la decisión de aplazar la tramitación de la reforma del Estatut.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS