Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conde Roa espera sentencia tras ser juzgado por supuesto fraude fiscal

El exalcade presentó su dimisión al hacerse público que no abonó 291.000 euros del IVA por la venta de 61 viviendas en 2010

El exacalde de Santiago, Gerardo Conde Roa, se encuentra a la espera de sentencia tras celebrarse el pasado viernes en la capital gallega su juicio por supuesto fraude fiscal al no haber abonado 291.000 euros del IVA por la venta de 61 viviendas en 2010 que hizo la promotora de la que era administrador. Fuentes judiciales ha confirmado que la vista se celebró el pasado viernes en el Juzgado de lo Penal Número 1 de Santiago, en la misma jornada en la que declaraban ante el juez, también en la capital gallega, los padres de Asunta Basterra Porto, la niña hallada muerta en Teo, ambos ahora en prisión.

El abogado del exregidor compostelano, Ramón Sabín, se ha reafirmado que durante la vista "quedó totalmente probado y absolutamente acreditado" que su cliente no tuvo "ánimo de defraudar ni de engañar al fisco". "Hacienda tenía absolutamente todos sus datos, aunque quisiera defraudar no podría. Y si él en su momento hizo lo que hizo es porque estaba convencido; pensó que sin dinero, sin un aval bancario no podía hacer la declaración", ha remarcado. La defensa de Conde Roa, que espera que la resolución judicial se concrete "cuanto antes", defiende que su cliente "contestó siempre a todo y de una forma absolutamente convincente", por lo que ahora "todo depende de la jueza". "A nivel penal es totalmente inocente, cosa distinta es la vía administrativa y sus obligaciones con el fisco, pero una cosa es la ley tributaria y otra es la vía penal", ha defendido, antes de avanzar que si la sentencia "no es favorable" su cliente recurrirá. "Esperamos que no sea necesario, pero estamos dispuestos a llegar a dónde haga falta", ha aseverado.

El titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, había ratificado en abril del año pasado en un auto la imputación formal de Gerardo Conde Roa por un supuesto fraude fiscal derivado del impago a Hacienda de 291.000 euros por el IVA que cobró de la venta de 61 pisos a través de su promotora Geslander. En el auto, el magistrado justificaba su decisión de ratificar la imputación del regidor, contra el que la Fiscalía presentó una querella que fue admitida a trámite, al constatar "indicios fácticos claros" de una intención de defraudar e "intencionales suficientemente fundados" como para continuar con la práctica de diligencias. En la parte expositiva de la resolución judicial, Vázquez Taín incidía en que este paso no supone "prejuzgar en modo alguno" la presunción de inocencia del imputado.

En la misma jornada en la que se había hecho público el auto que confirmaba su imputación, Conde Roa anunciaba su dimisión como alcalde tras reunión de urgencia días antes en la que participó el presidente de la Xunta y jefe de filas de los populares, Alberto Núñez Feijóo, y en la que Conde Roa comunicó a sus concejales su intención de dimitir. La Fiscalía solicitaba dos años y medio de prisión para el exregidor, mientras que la petición de su defensa era la libre absolución.

Más información