Barajas busca rutas a Iberoamérica y Asia para frenar el desplome de viajeros

Administraciones, oposición y empresarios proponen medidas para relanzar el aeropuerto, como la llegada del AVE, y reclaman sin éxito la bajada de tasas

Trabajadores de Iberia, durante una concentración en Barajas contra la reestructuración de la aerolínea en febrero.
Trabajadores de Iberia, durante una concentración en Barajas contra la reestructuración de la aerolínea en febrero.ULY MARTÍN

El aeropuerto más grande de España busca un nuevo rumbo, una ruta a seguir. Madrid Barajas dejó de ser el número uno en agosto. El aeródromo barcelonés de El Prat le ha adelantado por los pelos este verano. Además, acumula una caída de viajeros superior al 20% en los dos últimos años. Languidece como la ciudad, donde el descenso del 7,7% del turismo en lo que va de año (un 22,2% en agosto) ha provocado que las Administraciones enciendan las luces rojas para buscar soluciones.

“Lo bueno de estar tan mal es que hemos despertado el interés de los gobernantes después de años y años de autocomplacencia”, reflexiona Jesús Gatell, presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Comercio. El pasado jueves, representantes de la Cámara, Aena, el Ayuntamiento, la Comunidad y Turespaña se reunieron en el llamado Comité de Rutas de Barajas, que busca nuevos destinos con los que conectar Madrid de forma directa. Tienen la vista puesta en Asia e Iberoamérica, pero también quieren recuperar Europa, explica Gatell. El próximo 4 de octubre, representantes del comité viajarán a Las Vegas (EE UU) para reunirse con aerolíneas en una convocatoria internacional de nuevos destinos.

Los empresarios piden también un fondo de entre 15 y 20 millones de euros para campañas promocionales. “Estamos dispuestos a dar nosotros mismos parte de ese dinero, pero es necesario”, añade Gatell. De momento, Gobierno, Comunidad y Ayuntamiento destinarán tres millones para promoción en el extranjero.

El miércoles, la Comisión de Fomento del Congreso aprobó instar al Gobierno a poner también el foco en Barajas. La propuesta surgió del socialista Rafael Simancas y fue reformulada por el Partido Popular para ofrecer su respaldo. Quedaron fuera las referencias a la reducción de las tasas aeroportuarias o la potenciación de la imagen de Madrid, y se aprobó un texto bastante laxo en el que se aludía a la llegada del AVE al aeropuerto (sin fecha concreta ni petición expresa económica) y la creación de un comité de coordinación aeroportuaria en la Comunidad. Los socialistas dieron por incluida también su propuesta de abrir nuevas rutas.

Tanto la Comunidad como el Ayuntamiento culpan a Barajas del batacazo turístico por dos razones. El Gobierno regional cree que la crisis y el conflicto laboral de Iberia, que intenta cerrar una reducción del 22% de su plantilla, ha provocado huelgas y movilizaciones que afectaron directamente al número de viajeros. También señala la subida de tasas, que se han incrementado un 113% en los dos últimos años, justo el periodo en el que comenzó a acelerarse la caída de pasajeros.

Las Administraciones, la patronal de las compañías aéreas (Aceta), la oposición y los empresarios reclaman una bajada de tasas. No parece que se vaya a producir, de momento. “En primavera se llegó a un acuerdo con las compañías para el crecimiento sostenido de esas tasas en los próximos cinco años”, explica Elena Mayoral, directora del aeropuerto desde abril. Mayoral recuerda que Aena no se nutre de dinero estatal, sino que financia por sí sola su funcionamiento y soporta una deuda de 14.000 millones de euros. Casi la mitad corresponde a la T-4, que costó 6.000 millones de euros y está infrautilizada. Mayoral asegura que, en cualquier caso, la ampliación era necesaria. “Cuando se abrió al T-4, solo había capacidad para 38 millones de viajeros y ya estábamos por encima de su capacidad. Con los 45 millones actuales, lo necesitamos”.

Tanto el presidente regional, Ignacio González (PP), como el consejero de Transportes, Pablo Cavero, han intensificado en los últimos meses sus reuniones con responsables del aeropuerto y de Iberia, según fuentes de la Comunidad. En esos encuentros piden que se acelere la salida del conflicto laboral de la compañía y que se proteja un enclave estratégico para la región. Aseguran que pueden hacer poco más que mostrar interés, puesto que la gran mayoría de las decisiones relacionadas con Barajas quedan al margen de su competencia.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella (PP), también ha reclamado que el AVE llegue a Barrajas. El proyecto lleva en el aire desde 2006, con adelantos y atrasos en la fecha de puesta en funcionamiento. La conexión ferroviaria del aeropuerto de Barajas con la alta velocidad contó con 15,1 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado de 2013, pero costará en total 250 millones de euros. Todos coinciden en que esa conexión ayudaría también a reflotar el aeropuerto, pero a ninguno se le escapa que difícilmente saldrán todos esos fondos de una vez (es decir, en 2014) de las magras arcas del Estado.

Sobre la firma

Pilar Álvarez

La corresponsal de género del diario EL PAÍS está especializada en temas sociales (Igualdad, Violencia de Género, Educación) y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Efe, Cadena Ser, Onda Cero y el diario La Opinión. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción