Coches eléctricos para ‘silenciar’ la carga y descarga

Camiones ligeros distribuyen las mercancías, reduciendo contaminación y ruido, desde un centro logístico en Legazpi

Es sólo un proyecto, pero podría hacer las calles del centro más silenciosas y menos contaminadas. El plan FREVUE, promovido por la Comisión Europea, busca demostrar que en ciudades como Madrid se puede hacer la carga y descarga con vehículos eléctricos.

En el programa participan además Londres, Estocolmo, Milán, Lisboa, Oslo, Amsterdam y Rotterdam. Cuesta 926.000 euros por ciudad, de los que la UE pone algo más de la mitad (562.000 euros) y el resto lo aportan empresas. Los ayuntamientos proporcionan logística y coordinación.

En Madrid, el programa piloto ya ha comenzado y se centra exclusivamente en “las áreas peatonales más sensibles de la ciudad”, según señala Elisa Barahona, directora general de Sostenibilidad del Ayuntamiento.

En Legazpi se ha instalado el centro de operaciones, una plataforma desde la que partirán las lanzaderas eléctricas. Los camiones tradicionales, más pesados, llegan hasta la glorieta y hacen el trasvase a otros camiones más pequeños, eléctricos, que distribuyen la mercancía por el centro.

Los camiones llevan un dispositivo electrónico a bordo que permite recoger datos para mejorar el sistema de puntos de recarga. Después del análisis, se desarrollará una aplicación informática para generar informes sobre el rendimiento de los vehículos.

Ese control del sistema se hará desde el Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística, con sede en Valencia. Los conductores tendrán así acceso a todas las rutas de reparto y puntos de recarga. “Si todo sale bien, la idea es que el programa se implante y que se generalice el uso del transporte eléctrico en la última milla”, concluye Barahona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por ahora, las empresas que van a desarrollar el programa son el Grupo Leche Pascual, TNT y Seur. Varias marcas de coche han ofrecido sus vehículos eléctricos para llevar la carga y descarga.

Al término del proyecto, la Comisión Europea pretende obtener los resultados que hagan que las ciudades, las empresas de transporte de mercancías y de vehículos implanten el sistema.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS