Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gonzalo Torné llega con su tercera novela ‘Divorcio en el aire’

El autor catalán vuelve a indagar en las profundidades de la condición humana

Gonzalo Torné (Barcelona, 1976) vuelve al mercado literario con su tercera novela, Divorcio en  el aire (Literatura Mondadori, 19,90 euros), donde de nuevo vuelve a indagar en las profundidades de la condición humana con una narración de realidades vitales que envuelven al lector por capacidad de proyectar situaciones de interés.

Según se recoge en la propia novela, presentada en Bilbao, esta nueva obra literaria de Torné "aspira a una tensión constante en la que el lector no sea capaz de detectar a primera vista las suturas del relato, los saltos temporales, hasta que llega a un final euforizante en el que se descubre el tapiz completo de la historia".

Divorcio en el aire es una crónica en la que el protagonista explica a una mujer de quien sólo se sabe que fue su siguiente pareja los años vividos junto a su primera esposa, a quien trató con un desprecio absoluto desde el inicio de su relación y a la que no pudo dar aquello que siempre quería, como una vida social o la tranquilidad económica.

En su narración, Torné vuelve a demostrar su gran capacidad de conocimiento sobre la sociedad catalana, y en especial de la burguesía donde profundiza en la desidia vital de algunos de sus integrantes. Para la critica, Divorcio en el aire supone uno de los alegatos contra el matrimonio más demoledores de cuantos puedan encontrarse en la historia de la literatura española.

Torné se licenció en Filosofía y Estética en la Universidad de Barcelona a principios de los noventa. A los veinte años empezó a escribir ensayos en catalán, mereciendo en 2001 el Premio Ramón Llull de Ensayo Filosófico.

En 2002 empezó a trabajar como asesor literario y técnico editorial para sellos como Anagrama, Salamandra y Paidós, entre otros. También ha sido traductor de William Wordsworth, John Ashbery y Roger Scruton.

En 2007 publicó su primera novela, Lo inhóspito, que quedó finalista al Premio Nacional de Narrativa 2008 y que fue nominada al Premi Llibreter. La obra está compuesta por cinco relatos de un marcado talante filosófico (uno de los personajes es el mismísimo Kant) en los que se reflexiona sobre la vida, la muerte, el amor, la existencia y demás cuestiones que, de alguna forma, delimitan el alma humana. Además, Gonzalo Torné ha publicado un extenso prólogo novelado a la correspondencia de Jack el Destripador y el volumen Tres maestros: Bellow, Naipaul, Marías (EnDebate, 2012).

Pero el salto a la fama de Gonzalo Torné se produce cuando, en 2010, obtiene el Premio Jaén de Novela con Hilos de sangre (Literatura Mondadori, 2010), una obra de gran ambición en la que el autor repasa una parte de la historia española –de los años previos a la guerra civil a la actualidad- a través de la mirada de varias sagas familiares catalanas. Esta obra lo situó en la estela de los narradores más interesantes de la última hornada.