Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez de Emarsa acuerda el embargo preventivo de bienes de dos imputados

Morenilla y Bernácer no depositaron la fianza de 13,7 millones de euros impuesta por el juzgado

El juzgado que investiga el agujero millonario en Emarsa, la empresa que gestionó la depuradora de Pinedo de Valencia, ha acordado el embargo preventivo de bienes de los imputados Ignacio Bernácer y José Juan Morenilla para cubrir la fianza de 13,7 millones de euros que les impuso en su día para cubrir posibles responsabilidades si son juzgados y condenados. Morenilla fue gerente de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar) mientras que Bernácer ocupó el cargo de jefe de Explotaciones de esta sociedad de la Generalitat.

Así consta en dos decretos de fecha 23 de septiembre firmados por la secretaria judicial y facilitados por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. En el caso de Bernácer, el juez señala que en la pieza figuran determinados bienes propiedad del imputado susceptibles de embargo preventivo como cuentas bancarias y activos financieros; la devolución del IRPF de 2012; una finca urbana en Valencia; un vehículo todo terreno y el 50% de otros bienes como finca urbanas, garajes o trastero.

En relación con Morenilla, se ordena el embargo preventivo de cuentas bancarias y activos financieros en diversas sociedades; la parte legal que corresponde de la prestación por desempleo que percibe del Servicio Público de Empleo Estatal; el derecho de usufructo de dos fincas urbanas y un garaje.

El juez ordenó el pasado mes de julio la fianza de 13,7 millones de euros al ver indicios "racionales" de criminalidad en la actuación de ambos en Emarsa, con lo que accedió a la solicitud efectuada por la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) -que ejerce de acusación-, a la que posteriormente también se sumó la fiscal del caso.

Tanto Morenilla como Bernácer fueron imputados a mediados de abril de 2012 por su supuesta participación en el plan de saquear Emarsa a través de la gestión de los lodos de la depuradora, a la que se cobró un precio muy superior al de otras instalaciones similares.