Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los casinos catalanes piden ya el mismo trato fiscal que BCN World

Las empresas del juego reclaman que se acelere la anunciada bajada de impuestos

Los terrenos donde está previsto que se instale BCN World en Vila Seca.
Los terrenos donde está previsto que se instale BCN World en Vila Seca.

El Gobierno catalán aprobó a comienzos de este año una importante rebaja fiscal para los casinos que operen en Cataluña en un intento de garantizar la viabilidad del macrocomplejo de juego y ocio Barcelona World. Pero la modificación deja claro que la rebaja de impuestos solo se aplicará cuando abra Barcelona World, no antes, algo que ha indignado a los operadores que ya están en el mercado catalán.

Los cuatro casinos que operan en Cataluña han pedido al Gobierno catalán disponer ya este año de la rebaja fiscal del 55 al 10 % concedida por la Generalitat a los casinos del futuro macrocomplejo de ocio BCN World. Los representantes legales del Gran Casino Costa Brava, situado en Lloret de Mar; del Gran Casino de Barcelona, del Casino Castillo de Peralada y del Casino de Tarragona aprovecharon la fase de alegaciones al anteproyecto de ley sobre BCN World para exponer sus reivindicaciones.

En un escrito dirigido al departamento de Economía y Conocimiento, publicado por Efe, los cuatro casinos catalanes aseguran que el Gobierno ha elaborado una normativa “discriminatoria” y que “infringe de manera clara y evidente los principios de igualdad, objetividad e imparcialidad” en el sector.

El proyecto de ley aprobado por el Gobierno para dar cobertura legal al proyecto de BCN World, que está ahora en tramitación parlamentaria, prevé que el tipo impositivo aplicable a los casinos del 10 % y la concesión a BCN World de permitir las apuestas a crédito “entrarán en vigor a partir del día en que se inicien las actividades de juegos y apuestas en el primer casino situado en el centro recreativo turístico”.

Los cuatro casinos que operan actualmente en Cataluña, tres de ellos pertenecientes al grupo Peralada, en manos de la familia Suqué Mateu, consideran que “no tiene ningún sentido” y “no hay ningún tipo de justificación para aplazar la entrada en vigor” de estas medidas, unas demandas “reiteradas” del sector del juego. En cualquier caso, el gobierno catalán debe ahora garantizarse los apoyos necesarios en el Parlamento catalán para sacar adelante la ley que permitirá tirar adelante BCN World, que consiste en una modificación de la aprobada en 1989 para dar cobertura al parque temático de Port Aventura.

 

Más información