Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía se convierte en la región más exportadora del sector agroalimentario

Más de la mitad de la producción agraria andaluza sale al exterior, el 75% a la UE

Frutas y verduras y aceite de oliva lideran las ventas

Envasado de sandías en El Ejido (Almería).
Envasado de sandías en El Ejido (Almería).

Andalucía se ha convertido por vez primera en la comunidad más exportadora del país en el ámbito agroalimentario. Los más de 4.100 millones facturados durante el primer semestre del año suponen el 22,5% del total de ventas de la nación, una cifra que ha permitido arrebatar el liderazgo que tenía Cataluña en este campo. Este hito era impensable hace apenas unos años, cuando la huerta andaluza era la despensa de Europa aunque el valor añadido se lo llevaban otras comunidades que exportaban los productos adquiridos en Andalucía.

El momento dulce que vive la agroindustria andaluza, que acapara una cuarta parte del total de exportaciones de la comunidad, se ha podido comprobar la última semana en la feria Andalucía Sabor, uno de los principales escaparates para la internacionalización de las empresas. Los más de 1.300 encuentros comerciales mantenidos entre distribuidores, cadenas y centrales de compras, operadores de hostelería y restauración o representantes de la alta gastronomía de una docena de países ponen de manifiesto el crecimiento de la vocación exportadora de estas industrias.

Según los datos de la Agencia Andaluza de Promoción Exterior (Extenda), que ayuda a las empresas andaluzas a posicionarse en el extranjero, de las 5.000 industrias agroalimentarias censadas en la comunidad 2.942 venden al exterior, aunque el 90% de las exportaciones lo acaparan la mitad de esas empresas, que son las que lo hacen de modo regular en los últimos años. Las industrias aceiteras, de frutas y verduras y las cárnicas han sido las más representadas en Andalucía Sabor. Firmas como Castillo de Canena, que destina a la exportación el 85% de su producción de aceite de alta gama; la Indicación Geográfica Protegida Tomate La Cañada, que vende a la UE la mayoría de su producción; el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jamón de Huelva, que ha podido comprobar cómo el jamón andaluz empieza a desbancar al italiano en el pujante mercado norteamericano; o los vinos de Jerez o Montilla-Moriles, un sector que exportó un 3% más el último año.

El reto es diversificar los mercados tradicionales”

presidente de Extenda

El 53% de la producción agrícola andaluza sale ya al exterior. “La internacionalización es uno de los pilares de la estrategia de las empresas andaluzas”, señala Gaspar Llanes, presidente de Extenda. No obstante, el gran reto de estas firmas es ampliar sus fronteras más allá de la UE, que ahora acapara el 75% de las ventas al exterior de la huerta andaluza. “Tenemos que diversificar los mercados tradicionales”, admite Llanes, que es también secretario general de Economía.

Por eso, hasta Andalucía Sabor han llegado operadores como el principal importador de Estados Unidos (Atlanta Corporation), el mayor distribuidor minorista de Oriente Medio (The Sulta Center), la primera cadena de supermercados de Latinoamérica (la brasileña Pao de Açucar) y hasta 42 empresas procedentes de China o Rusia, por ejemplo. Estados Unidos es el primer mercado no comunitario y séptimo del mundo para las exportaciones agroalimentarias de Andalucía, al que en 2012 vendió 347 millones de euros, una tercera parte de todas las ventas de España, habiendo crecido un 23,5% las ventas. Estas cifras pueden incrementarse notablemente en los próximos años, ante las expectativas de la firma del tratado de libre comercio entre EEUU y la Unión Europea. “La apuesta debe ser por la calidad y por la innovación”, indica Francisco Vañó, gerente de Castillo de Canena, una firma que vende su aceite en las principales tiendas gourmet de Estados Unidos.

Rusia, Oriente Medio y China son, por su gran crecimiento, tres mercados del máximo interés para las empresas andaluza, donde están interesadas en ganar posiciones, especialmente empresas de aceite de oliva y otras destinadas entre el consumidor gourmet y los canales de restauración y hotelería. Los principales países en crecimiento de Latinoamérica, como Brasil, Panamá y sus áreas de influencia, empiezan también a ser mercados atractivos para los productos agroalimentarios y pesqueros de Andalucía.

A la cabeza de las ventas andaluzas en 2013 está el sector hortofrutícola, con 2.714 millones de euros, que representan un 66% del total, seguidos por las grasas y aceites (651 millones de euros de los que 608 corresponden a aceite de oliva). Sin embargo, los productos frescos de frutas y verduras tienen más complicado salir fuera de la UE por la durabilidad del género. En cambio, los artículos para tiendas gourmets y los productos ecológicos son los que presentan más oportunidades de penetración en los mercados emergentes.