Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rus dice ahora al juez de Emarsa que “no sabe” cuánta lotería jugó Crespo

El popular recuerda al juez de Emarsa que el imputado dio “muchos saltos”

El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ante los juzgados tras declarar como testigo en el 'caso Emarsa'.
El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, ante los juzgados tras declarar como testigo en el 'caso Emarsa'.

El juez del caso Emarsa, que investiga el presunto saqueo de 25 millones de euros de la depuradora de Pinedo, intentó este miércoles sin éxito despejar una incógnita: ¿Cuántos décimos de lotería de Navidad jugó en 2011 Enrique Crespo? El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, declaró ante el instructor desconocer el número exacto de boletos agraciados del exalcalde de Manises. “A mí me tocaron cinco”, zanjó Rus, que cobró 625.000 euros.

Su declaración como testigo ante el Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia remitió a la singular secuencia que se desarrolló en su despacho durante el sorteo de Navidad de 2011. Rus atendía a una visita mientras Crespo seguía por la televisión a los niños de San Ildefonso. El exalcalde de Manises y expresidente de Emarsa comenzó, de repente, a brincar y correr, pletórico. “Por los saltos que daba eran muchos [décimos premiados]”, recordó Rus. Sin embargo, atribuyó la euforia de su compañero al “reparto” de 150 millones entre militantes y simpatizantes. El imputado gestionaba los números del partido. El responsable provincial compró sus boletos a Crespo y admitió que algunos diputados se quedaron sin lotería porque se acabó.

¿Por qué no preguntó Rus a su subordinado por sus números agraciados? “En Navidad cada uno lleva lotería de su pueblo, la falla o la Virgen del Remedio. Los boletos se compran y se cambian. Cuando uno vende, no dice cuánto lleva”, argumentó en una comparecencia de tres minutos tras declarar.

“Uno no dice los décimos que lleva”, afirma el presidente de la Diputación

La polémica de la lotería popular estalló en diciembre de 2011 y adquirió forma de pieza separada del caso Emarsa. Tiene como trasfondo el presunto delito de alzamiento de bienes, que es como se denomina la ocultación del patrimonio para evitar saldar una deuda. En este caso, la fianza de Crespo, 25 millones de euros. Alentado por la euforia, Rus proclamó ante los periodistas que asistían a un acto navideño en diciembre de 2011 que su compañero, el exalcalde de Manises, tenía “bastantes más” décimos premiados que él. Una afirmación que despertó el interés del instructor Vicente Ríos, que pidió a Crespo que le aclarase la cuantía agraciada.

El juez no se creyó la respuesta del exvicepresidente de la Diputación, que ya estaba imputado por malversación de caudales públicos y estafa y afirmó que solo llevaba un décimo (125.000 euros). Y le imputó también por un supuesto delito de alzamiento de bienes. Según el magistrado, el expresidente de Emarsa cobró en distintas entidades financieras a través de un hermano y sus padres 159 décimos y 193 participaciones por valor de 22,7 millones de la lotería de Navidad. El supuesto objetivo, evitar un embargo. El abogado de Crespo, Javier Sans, aseguró que la alegría de su cliente respondió a la euforia “por haber repartido el premio” y no por acumular décimos en su propiedad.

El diputado del PSPV Ramón Marí acusó este miércoles a Rus de “encubrir” a Crespo “por razones oscuras”, en alusión a una “amistad peligrosa” entre ambos populares.