Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa de la base de Morón notifica los 66 despidos

Los empleados presentarán una demanda colectiva ya que el ERE “no está justificado”

Trabajadores de la base de Morón tras recibir la notificación de los despidos. Ampliar foto
Trabajadores de la base de Morón tras recibir la notificación de los despidos.

Los trabajadores de la empresa encargada de los servicios de mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) han revivido este miércoles el golpe que supone un expediente de regulación de empleo. Tras los 119 despidos de 2010, la compañía Vinnell-Brown & Root Spain (VBR) ha notificado los 66 ceses del ERE formalizado en agosto (cuatro menos que los planteados inicialmente). A pesar de que la empresa alega razones “productivas”, el comité de trabajadores ha anunciado que, en los próximos días, presentará una demanda colectiva ya que los despidos “no están justificados”.

Según el presidente del comité, José Armando Rodríguez, el criterio para elegir a los afectados ha sido “totalmente arbitrario”. “No dan razones porque no las tienen. Han incluido a veteranos, a jóvenes, a compañeros enfermos e, incluso, con discapacidad”, ha enumerado el representante, quien ha acusado a la compañía de no dar la cara al obligar a trabajadores españoles a comunicar los despidos. “Los americanos ni siquiera dan la cara cuando nos despiden como a perros”, ha puntualizado. Entre los afectados, ha detallado Rodríguez, se encuentran familiares de algunos de los alcaldes de la comarca “como represalia” por haber criticado los despidos.

Como argumentos contra el ERE, los trabajadores aseguran que la plantilla española ha efectuado más de 3.000 horas extraordinarias en el primer semestre de este año, con un incremento de la carga de trabajo del 30%. Los empleados, asimismo, están convencidos de que en los próximos meses la compañía presentará otro despido colectivo de cara a la adjudicación en 2014 del nuevo contrato de explotación de estos servicios.