Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba pide una “reforma federal” para acabar con la “crisis territorial”

Pere Navarro pide al líder del PSOE que impulse los cambios constitucionales

Los socialistas catalanes celebran 'La Fiesta de la Rosa' en Gavà

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reclamado hoy una reforma federal de la Constitución para acabar con lo que ha calificado de “una crisis territorial en toda regla”. El líder del PSOE contentaba así a los socialistas catalanes en su fiesta anual, La fiesta de la rosa, pero con matices, porque no ha concretado de su propuesta más de lo que PSOE y PSC acordaron en julio en Granada.

Minutos antes de su intervención, el primer secretario del PSC, Pere Navarro, se ha dirigido a Rubalcaba con una petición expresa: “Cuando los gobiernos no actúan”, ha dicho “la oposición tiene que tomar las riendas, te pido que intensifiques los contactos con los partidos en España y en Cataluña para resolver el conflicto”.

Tras el éxito de la Via Catalana, con 400.000 catalanes reclamando un referéndum sobre la independencia, Navarro emplazó a los dos grandes partidos españoles a negociar “un nuevo estatus” y una nueva financiación para Cataluña. Rubalcaba, por su parte, manifestó que había que escuchar a quienes se manifestaron y adelantó que en Gavà defendería una “reforma constitucional meditada y consensuada”. Hoy ha añadido a la propuesta la esperada palabra: “Federal”.

La España federal que defiende el PSOE

Respuesta al pulso catalán.La España federal que defiende el PSOE como respuesta al desafío independentista catalán obligaría a reformar la Constitución para introducir mejoras en el autogobierno de las autonomías.

Hechos diferenciales, derecho civil, lengua y cultura. A los hechos diferenciales ya recogidos en la Constitución los socialistas proponen añadir uno reconociendo expresamente “los derechos históricos que el Estatuto catalán recoge en su artículo 5”, que son el derecho civil, la lengua, la cultura y la proyección de estos en el ámbito educativo.

Una nueva Cámara Territorial en lugar del Senado. Los socialistas plantean sustituir el actual Senado por una Cámara territorial cuyos miembros no sean elegidos por los ciudadanos directamente sino designados o bien por los Gobiernos autónomos o por los parlamentos autónomos o, aún está por definir, algún tipo de votación en urna. La aprobación de leyes con “alto contenido de relevancia autonómica”, que son la inmensa mayoría, requeriría el "asentimiento inexcusable" de esa Cámara.

Financiación. El PSOE asume como “aconsejable” el concepto de “ordinalidad”, aunque no lo incluye entre los “principios” de la financiación autonómica y lo limita a la interpretación del Constitucional: que la aportación de las comunidades más ricas a la solidaridad no las deje en peor lugar en renta que a las que reciben la aportación.

Justicia. “Con carácter general”, los procesos judiciales deberán culminar en los Tribunales Superiores de Justicia autonómicos, no en el Supremo. Y propone una “cierta territorialización” del Consejo del Poder Judicial, pero no en cuanto a sus funciones fundamentales.

Rubalcaba cree que “hay que cambiar algunos artículos de la Constitución para garantizar la convivencia con algunas comunidades españolas” y ha recordado que se lo ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que “un año después siguen sin hacer nada”. “Creo que Rajoy no tiene ni Cataluña en su agenda ni agenda por Cataluña. Es indolencia, irresponsabilidad, no ha hecho nada y las cosas han empeorado”.

El líder de los socialistas españoles ha dejado bien claro que no son ni nacionalistas ni independentistas, pero ha aclarado que su partido “defiende el proyecto de reforma federal de nuestra Constitución que trata de reconocer, integrar, respetar los distintos pueblos de España”. Recordando los principales puntos del documento consensuado en Granada en julio pasado, Rubalcaba ha manifestado que “federal es respeto, a las identidades de cada pueblo, a la de Cataluña sus derechos su historia; es la claridad competencial; es federal es la justicia que supone el reparto de los ingresos; federal es la igualdad y la solidaridad, es aquello que permite que todas las comunidades autónomas den apoyo a los ciudadanos, que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos; federal es la reforma del Senado”. “Para que a nadie le quepa ninguna duda, federal es Alemania, Austria, Europa, es lo que queremos los socialistas”, ha remachado.

El anfitrión y alcalde de Gavà, Joaquim Balsera, había abierto fuego en el mitin dejando claro que el PSC “quiere un proyecto federal, que sume y no que ayude a dividir”. “No nos ocultamos ante los problemas”, ha dicho antes de afirmar que “Pere y Alfredo son el gran referente de lo que el futuro de España ha de ser”.

La Fiesta de la Rosa es el acto más importante del calendario político de los socialistas catalanes y el que tradicionalmente abre el curso. Rubalcaba, que no falta a la cita desde que lidera el PSOE, y Navarro no habían comparecido juntos en Cataluña desde que en julio aprobaron un documento en Granada que apuesta por la reforma de la Constitución para transformar España en un Estado federal, aunque de manera muy genérica y ambigua.

Hoy en sus intervenciones, tanto Balsera como Rubalcaba y Navarro han arremetido contra los recortes “de los partidos de derechas”, en referencia a Rajoy en España y Artur Mas en Cataluña. Y se han conjurado para luchar conjuntamente: “Somos imprescincidbles contra la derecha, juntos y fuertes”, ha dicho el líder del PSOE.

La Fiesta de la Rosa ha congregado a 20.000 personas, según el propio PSC, en la pineda de Gavà. En el mitin, numerosas caras de socialistas que ostentaron cargos determinantes. Como el ex president José Montilla, el ex alcalde de Barcelona Jordi Hereu o el ex número dos, Miquel Iceta. Tampoco ha faltado a la cita, aunque se ha colocado en segundo plano, el ex secretario de organización, José Zaragoza, a quien la policía vincula con el caso de espionaje y de escuchas en restaurante La Camarga. Al mitin también han acudido dos de los más destacados miembros del sector crítico –y catalanista-- del PSC como son los alcaldes de Lleida, Àngel Ros, y de Vilanova, Joan Ignasi Elena.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >