Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos sindicalistas, entre los imputados de Adif por el accidente en Santiago

Según el juez, tenían “el deber de intervenir” para prevenir el error humano

Trabajadores de Adil en el lugar del accidente
Trabajadores de Adil en el lugar del accidente

Altos funcionarios y personas que ocupan o han ocupado cargos destacados en los ministerios de Fomento y Hacienda se han sentado —en los consejos de administración de Adif que están en el punto de mira del juez Aláez— junto a un par de representantes de UGT y CC OO. A estos dos sindicalistas se les puede considerar históricos como consejeros de Adif, porque formaron parte de esta cúpula desde antes que muchos de los altos cargos, en los que se aprecian variaciones según gobierne el PP o el PSOE. Se trata de Félix Díaz Martínez, secretario federal de Ferroviarios y Servicios Turísticos de UGT, y Juan Carlos Cáceres Díez, desde diciembre pasado exsecretario general del Sector Ferroviario en Comisiones Obreras.

Los unos y los otros, representantes de los trabajadores del ferrocarril y demás vocales que formaron parte del consejo de Adif desde que entró en servicio la vía de alta velocidad en la que descarriló el Alvia y murieron 79 personas, serán imputados por el juez que investiga el siniestro. Según Luis Aláez, tenían “el deber de intervenir” si los responsables del Área de Seguridad en la Circulación de Adif no desplegaban los medios necesarios en la vía para prevenir el error humano.

Mano derecha de Pastor

Aláez ha pedido a Adif la lista de todas las personas que formaron parte de los tres consejos correspondientes a los sucesivos presidentes (Antonio González Marín, Enrique Verdeguer y Gonzalo Ferre, también pendientes de imputación) que tuvo Adif desde el estreno de la línea, en diciembre de 2012, y en esa nómina aparecen 17 nombres. Destacan los de Manuel Niño, secretario general de infraestructuras; Alicia Portas, jefa de gabinete y mano derecha de Ana Pastor; o Benigno Blanco, abogado, presidente del Foro de la Familia y secretario de Estado de Infraestructuras durante ocho años en tiempos de Aznar y Álvarez Cascos. Pero todavía más llamativa resulta la imputación de Julio Gómez-Pomar Rodríguez, presidente de Renfe y como tal, también, vocal en el consejo de Adif. Parecía haberse librado después de que el magistrado rechazase en un auto imputar a los mandos de Renfe. También están en esa lista el que fue jefe de gabinete de José Blanco, Javier Hurtado; y varios responsables de Ferrocarriles (Fomento) o los sucesivos directores de Fondos Comunitarios (Hacienda).

Más información