Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia, epicentro de la primera plataforma contra el fraude electrónico

El proyecto pretende proteger los intereses de los usuarios bancarios y consumidores en general

La primera red internacional basada en Internet que lucha contra el fraude electrónico tiene su epicentro en la Universitat de València. Un equipo de investigación dirigido por la doctora Carolina Sanchis Crespo y formado por las profesoras María José Vañó y Pilar Montes ha desarrollado la plataforma contra el ciberfraude redNAC (siglas de Net Against Cyberfraud, en inglés).

La nueva plataforma, que cuenta con la colaboración de once países de América, Europa y Australia, pondrá en común la experiencia de investigadores y profesionales jurídicos en el tratamiento de formas eficaces para proteger el patrimonio y los intereses económicos, tanto de los usuarios bancarios como de los consumidores en general. Su objetivo es dar soluciones en la lucha contra el ciberfraude a través de la información y la puesta en común de los problemas jurídicos que plantean el comercio y el pago electrónico.

“El eje de redNAC son sus corresponsales. Por cada país participante hay un corresponsal, quien cuelga en la red su normativa antifraude nacional y, de forma periódica, ofrece noticias sobre el fraude electrónico”, ha explicado Carolina Sanchis. Cuenta con la participación de expertos en comunicaciones bancarias, cuyo principal problema, junto con el comercio electrónico, es la seguridad. “Todos los mecanismos dirigidos a combatir el fraude electrónico intentan o bien reducirlo, añade, porque es imposible que desaparezca, mediante el uso de protocolos seguros"

La directora del equipo de investigación explica que “la principal medida de seguridad es el cumplimiento de las indicaciones que dan las entidades financieras”, entre las que destaca dos imprescindibles. Una, no facilitar los datos personales (usuario y contraseña) absolutamente a nadie por Internet ni por teléfono por mucho que insistan en que son el banco. Y dos, pulsar el botón de “desconexión” o “desconexión segura” cada vez que utilicemos los servicios de la banca electrónica

Cada país dispone de una normativa específica e independiente en materia del fraude electrónico. La investigadora valenciana sostiene que “falta cooperación internacional”, a pesar de existir un buen convenio sobre ciberdelincuencia. La dificultad estriba en que los países donde hay más fraude, como Rusia o China por ejemplo, no lo han ratificado. En segundo lugar, falta que los países que lo ratifiquen acepten "promover políticas comunes, ya que cada país tiene sus propios intereses”, arguye Sanchis.

RedNAC surge del proyecto ‘e-Justicia en la Unión Europea: consumidores y entidades financieras ante el fraude electrónico, informan desde la Universitat de València. Su acance se prolongará a través de un segundo proyecto de I+D+i, apoyado por el Ministerio de Economía y Competitividad, sobre e-Fraude y comunicaciones bancarias en la Unión Europea: Aspectos procesales y sustantivos, que tendrá continuidad hasta 2014.