Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat dejará de financiar las guarderías municipales

Irene Rigau quiere que las diputaciones corran con el gasto de 42 millones anuales

“Es un coste que nos es muy difícil asumir”, afirma la consejera

Niños en una guardería municipal de Barcelona.
Niños en una guardería municipal de Barcelona.

El Departamento de Enseñanza dejará de financiar las guarderías municipales. Así lo anunció ayer su titular, Irene Rigau, que explicó que se está negociando con las diputaciones provinciales para que estas asuman el coste, que es de 875 euros por plaza. Teniendo en cuenta que hay 48.000 plazas de guarderías municipales, la Generalitat pasaría a ahorrarse 42 millones anuales. “Tendremos la colaboración directa de las diputaciones, que podrán asumir parte, o en algunos casos todo, de este coste que a nosotros no es muy difícil de asumir”, terció Rigau.

El área que dirige Rigau es, junto a Salud y Bienestar Social, una de las más castigadas por los recortes. Durante la primera mitad de este año, a pesar de la prórroga presupuestaria, Enseñanza ha tenido que reducir su gasto un 10% hasta los 2.500 millones. La consejera aseguró que medidas como esta son necesarias para garantizar “la sostenibilidad del sistema” y centrar los recursos económicos en la etapa obligatoria, es decir, Primaria y Secundaria.

Se mantiene la subvención

de 875 euros por plaza

Hasta hace tres años, la Generalitat, Ayuntamientos y familias asumían a partes iguales —1.800 euros por plaza cada uno— las guarderías municipales. Con la entrada de CiU en el Gobierno autónomo en 2011, la parte de Enseñanza fue menguando hasta los 875 euros actuales y, por consiguiente, Ayuntamientos y familias tuvieron que pagar más. Esperando a que se consume este traspaso de la responsabilidad a las diputaciones, lo que Rigau sí dejó claro es que se mantendría esta aportación de los 875 euros para el próximo curso.

Esta no es la primera vez que las diputaciones echan una mano a la Generalitat para financiar sus servicios educativos. Desde hace un par de años, los entes provinciales también pagan parte del transporte escolar. Y en algunos casos también inyectan dinero a los consejos comarcales para las becas comedor.

Las guarderías privadas

pierden un tercio

de niños en un curso

Desde la Diputación de Barcelona confirman que se está hablando con la Generalitat la posibilidad de colaborar en la financiación de los servicios que prestan los Ayuntamientos. “Estamos analizando en qué temas podemos ayudar al mundo local, que es nuestra prioridad. Pondremos dinero y ello podría incluir las guarderías, pero hasta ahora no se había hablado concretamente de ellas”, explican fuentes de la Diputación de Barcelona, que aseguran que las negociaciones con la Generalitat —que se están realizando con Presidencia— todavía no están cerradas.

Los Ayuntamientos ven con cautela la medida y apuntan que su preocupación principal ahora son los retrasos. Reclaman a la Generalitat la aportación de los dos últimos cursos, que ascendería cerca de los 100 millones de euros, según la estimación hecha por este diario. Esta es la cantidad correspondiente a las subvenciones durante dos años. “Nos encontramos en una situación de indefensión jurídica ante la Generalitat y el Estado por unos impagos que nos ahogan la poca gasolina que tenemos para subsistir”, se quejan desde la Federación de Municipios de Cataluña.