Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ambulancias van a la huelga

La falta de acuerdo en las negociaciones aboca al sector al paro entre el 9 y el 12 de septiembre

Unos 200 trabajadores protestan en Barcelona contra los recortes salariales

Los servicios mínimos cubrirán las diálisis, urgencias y tratamientos oncológicos

Manifestación de los trabajadores de las ambulancias, esta mañana en Barcelona.
Manifestación de los trabajadores de las ambulancias, esta mañana en Barcelona.

Las ambulancias irán a la huelga. Las negociaciones entre los tres sindicatos mayoritarios (CC OO, UGT y USOC) y la patronal ACEA han finalizado este mediodía sin acuerdo, por lo que los 4.800 trabajadores del sector están llamados al paro durante cuatro días de la próxima semana, desde el lunes hasta el jueves. Sindicatos y patronal se han reunido a las nueve de la mañana ante el Tribunal Laboral Catalán (TLC) para negociar sobre la la rebaja del 9,2% del sueldo aplicada a todos los empleados desde el mes de julio.

Unos 200 trabajadores han cortado la calle Roger de Llúria, entre Casp y Àusias March, donde se encuentra la sede del tribunal. Allí han permanecido varias horas lanzando proclamas y haciendo ruido con pitos y bocinas. “¡La habéis cagado, nos hemos unido!”, es uno de los lemas que han cantado los manifestantes, que denuncian que los empresarios les han trasladado por completo a ellos el recorte que les ha impuesto del departamento de Salud de la Generalitat. “Aquí tenemos un problema. Las empresas no pierden dinero, solo lo perdemos los trabajadores”, ha criticado Fernando Miguélez, del sindicato USOC. Este diario ha intentado en repetidas ocasiones desde el inicio del conflicto obtener la versión de ACEA, sin obtener respuesta.

“¡La habéis cagado, nos hemos unido!”, es uno de los lemas que han cantado los manifestantes

El Departamento de Empresa y Ocupación de la Generalitat ha fijado los servicios mínimos para el paro, que comprenderán la atención a la totalidad de las urgencias y servicios "de necesidad impostergable", así como la actividad de hemodiálisis, los tratamientos oncológicos, los traslados intrahospitalarios y las pruebas complementarias urgentes. El transporte programado no urgente, así como las altas hospitalarias que necesiten ambulancias, son las áreas donde la afectación puede ser mayor.

La Generalitat ha impuesto a la veintena de empresas del sector un recorte del 4,6% equivalente al que se ha aplicado a los hospitales concertados. El servicio de ambulancias funciona mediante un concurso público dividido en distintos lotes. La próxima convocatoria se espera para el mes de octubre y los sindicatos temen un nuevo recorte.

Los trabajadores concentrados han realizado varios simulacros para ilustrar el problema de los recortes. Mientras dos empleados se tiraban al suelo como si acabasen de sufrir un accidente, otro trabajador embutido en una ambulancia de cartón recogía solo a uno de ellos, mientras que el otro se quedaba en el suelo sin que nadie pudiese llevarle al hospital. “¡No tienes pasta, no hay ambulancia!”, gritaban los compañeros mientras hacían ruido con pitos y sirenas. Otros trabajadores han acudido a la protesta con camisetas negras adornadas con un dibujo de una silueta humana perfilada con tiza y el siguiente anuncio en catalán: “Hem fet tard” (Hemos llegado tarde).

Arriba, en la planta primera, los sindicatos esperaban una protesta de los mediadores sin mucha esperanza de llegar a un acuerdo que finalmente no se ha producido. Las negociaciones han durado poco más de tres horas. 

Más información