Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dinero para la prevención del fuego en Ourense llegó en agosto

“Es la primera vez que no se ha invertido un euro en prevención”, explica un jefe de brigada

Incendio en Monterrei (Ourense)
Incendio en Monterrei (Ourense)

Los 25 millones de euros que la Xunta de Galicia destinó en sus presupuestos de este año para las labores de prevención de incendios forestales comenzarán a invertirse hacia finales de septiembre. Los buldóceres saldrán a desbrozar la maleza ya en el invierno, con el riesgo de toparse con nieve en los montes y tener que dar la vuelta. “Es la primera vez en 100 años [desde que existen servicios forestales] que no se ha invertido un solo euro en trabajos de prevención”, explica, alarmado, un jefe de brigada.

 Servicios forestales dedicados a la prevención y extinción de incendios y comunidades de montes de la provincia de Ourense han confirmado a este diario que recibieron la parte correspondiente de los 25 millones para la prevención —esto es, para la limpieza de los montes— de incendios de este verano el pasado 2 de agosto. Todavía no se ha ejecutado nada.

La Ley de Contratos del Estado establece un período de 90 días para el papeleo de este proceso, con lo que la prevención de los incendios de este fatídico verano se llevará a cabo entrado ya el invierno, con buena parte de los montes arrasados.Mientras tanto, el gran despliegue de medios aéreos (esa “extraordinariamente positiva” campaña contraincendios a la que apeló hace unos días el presidente de la Xunta) que acuden a sofocar los fuegos in extremis cuestan a las arcas públicas 80.000 euros la hora. La hectárea de desbroce sale apenas por 300. Pero la Xunta no envió antes el dinero pese a que en una de las últimas comparecencias del secretario general de Montes, Tomás Fernández Couto, en el Consello Forestal aseguró que las labores de limpieza deberían estar finalizadas a mediados de julio.

No salen las cuentas. Las hacen desolados los comuneros de la comarca de Monterrei que este fin de semana asistieron al despliegue de aeronaves que se emplearon en sofocar un fuego que amenazaba núcleos de población y que obligó a no escatimar medio alguno.Ayer, las aeronaves surcaban, como han hecho prácticamente todo este agosto, la provincia de Ourense para aplacar fuegos todavía en Monterrei y en Cualedro —donde hace diez días se quemaron más de 2.200 hectáreas—, Castro Caldelas y A Mezquita.

 

Más información