El hombre de la seguridad en las vías

Un director de Adif tiene asignadas desde mayo las competencias Es el responsable de establecer las "condiciones en materia de seguridad"

Cuando el juez de Santiago Luis Aláez decidió llamar a declarar en calidad de imputado a “las persona/s de Adif responsable/s de la seguridad en la circulación del tramo de la línea ferroviaria que une las estaciones de Ourense y Santiago de Compostela a fecha del 24 de julio de 2013 [el día del accidente]”, especificaba que debía ser la empresa pública la que le señalase la identidad. Adif afirmó desde el primer momento que resultaba difícil establecer quién era ese responsable y finalmente ha enviado al juez una lista con varios nombres. En cualquier caso, la circular distribuida por toda España con fecha del pasado día 13 para establecer las nuevas normas de seguridad permite identificar a la persona que es responsable directo de esas cuestiones. El documento lleva la firma de Manuel Besteiro Galindo, director de Seguridad y Circulación desde principios del pasado mes de junio.

Más información

El consejo de administración de Adif acordó el pasado 31 de mayo, en una las reuniones que celebran todos los últimos viernes de cada mes, delegar diversas competencias entre cargos de la compañía pública. Entre esas atribuciones que delega el consejo figura la capacidad “para aprobar instrucciones y capacidades necesarias para determinar con precisión las condiciones de operación de la infraestructura ferroviaria, en materia de seguridad en la circulación”. Y se hace constar de forma expresa que las competencias las asume el director de Seguridad y Circulación, sin especificar su nombre. Así consta en el Boletín Oficial del Estado del pasado 25 de junio, que publicó los acuerdos adoptados por el consejo del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias casi un mes antes.

Entre finales de mayo y primeros de junio, fue destituido el entonces director de Seguridad y Circulación de Adif, Andrés Cortabitarte. Su salida del cargo se produjo tras reavivarse la polémica por su actuación como perito en el accidente del Metro de Valencia, el 3 de julio de 2006, en el que murieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas. Poco antes de su cese, y ante la reactivación de la controversia por el siniestro de Valencia, Cortabitarte dio a entender en una entrevista al diario El Mundo que se le pudo ocultar información técnica para que realizase su peritaje. “No rechacé ningún tipo de informe porque analicé los datos oficiales que me fueron facilitados. Si había más, no me los dieron”, manifestó Cortabitarte.

Días después, Gonzalo Ferre, que había sido nombrado por el Consejo de Ministros presidente de Adif el 18 de enero, decidió prescindir de los servicios de Cortabitarte. Y en su lugar eligió a Manuel Besteiro Galindo, un ingeniero de Caminos procedente de la consultora pública Ineco-Tifsa, participada por Aena, Adif y Renfe, empresas para las que elabora informes y proyectos técnicos. Cuando se produjo el accidente de Santiago, Galindo ya llevaba más de un mes en el cargo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50