Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Seremos los primeros en asumir las consecuencias”

Fernández Sevilla mantiene que devolverán el dinero de cualquier irregularidad que se compruebe

El dirigente afirma que llegarán al final con la investigación

Francisco Fernández Sevilla, durante la entrevista. Ampliar foto
Francisco Fernández Sevilla, durante la entrevista.

Francisco Fernández Sevilla (Berja, Almería, 1960), es secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT) en Andalucía desde mayo y tiene la obligación de aclarar todas las posibles irregularidades detectadas en la contabilidad. Insiste en que se devolverá lo que se haya facturado de forma indebida y que se investigarán todas las partidas. Con esta entrevista pretende dar respuesta a las cuentas cuestionadas.

Pregunta. ¿UGT defraudó?

Respuesta. No. UGT ha cumplido con su función de agente social a través de los programas conveniados y subvencionados por la Administración.

P. ¿Entonces, por qué crea un fondo de 115.000 euros para hacer frente a devoluciones de facturaciones indebidas?

R. Ante la pretendida alarma social que se quiere generar y la imposibilidad material, hoy por hoy, de verificar en un tiempo prudencial las facturas. Así garantizamos a la ciudadanía y a la Administración que, si hubiese algún error, ese dinero está para devolverlo. No quiere decir que hayamos hecho ya la revisión, sino que, para evitar cualquier duda, ponemos en un fondo notarial el 100% de lo imputado a campañas de publicidad de los programas de formación, que por otra parte son obligadas por la normativa de los cursos para que todos los trabajadores tengan información de los mismos.

P. Los denunciantes hablan de 750.000 euros de fraude.

No vamos a consentir ningún tipo de irregularidad

R. No sé de dónde sacan esa información. La partida de publicidad es de 115.000 euros.

P. De que hay facturas cargadas a otras subvenciones que no son de programas de formación.

R. Todavía no hemos podido revisar esas partidas. La comisión que hemos creado las va a investigar.

P. ¿Pagó la rotulación de un autobús para la huelga general de 2010 como publicidad de formación?

R. El autobús es un aula móvil equipada con material necesario para hacer información in situ. Se rotuló con la publicidad correspondiente al curso. Es verdad que se usó durante la campaña de preparación de la huelga, pero no me consta que se haya facturado a formación algo que no correspondiera a este programa.

P. ¿Se puede imputar una publicidad en varias partidas diferentes?

Se ha consignado un fondo para garantizar devoluciones

R. Una campaña que se hace en prensa, radio, cartelerías y folletos genera un montante que luego se reparte, dentro de los límites de justificación de publicidad, entre los distintos programas.

P. ¿Pero suena raro que la edición de una revista que cuesta 30.000 euros se reparta entre distintos cursos?

R. Lo que se imputa como publicidad es una parte de la revista porque en ella van publicidad y difusión de los cursos.

P. ¿Pero el envío postal no es publicidad?

R. Entendemos que sí porque la revista se envía a los destinatarios de la publicidad. Pero esas son las cuestiones sobre las que la Administración, cuando revise las partidas, puede pedir más información.

P. Y la imputación a cursos de material del sindicato, como carpetas.

R. Las carpetas son de UGT y en ellas van los miles de folios con la documentación de los cursos para la Administración. Eso forma parte de los gastos asociados, desde nuestro punto de vista. Igual que los folios para fotocopias o el tóner o cualquier material de oficina que también forman parte de los gastos necesarios para elaborar la documentación.

P. ¿Y la asamblea de delegados con cargo a subvenciones para el programa de defensa legal de la mujer?

Estamos a disposición de la Cámara, la justicia y la Administración

R. En esa asamblea hubo más de 8.000 compañeros y compañeras. En esas jornadas se informó de la campaña de defensa legal y de los servicios existentes para que las mujeres mejoren sus condiciones de trabajo. Entendemos que eso es publicidad. ¿Es discutible? Será discutible, pero no hay intención de hacerlo ilegal. Entendemos que es una forma de publicitar una campaña en un conjunto de trabajadores que, a su vez, son delegados de personal, altavoces para que esa información llegue al conjunto de trabajadores.

P. ¿Y los 12.000 euros de una comida en la Feria de Sevilla supuestamente imputados a una subvención para la negociación colectiva?

R. Si eso es así, es una barbaridad y somos los primeros sorprendidos. Eso no tiene sentido. Es algo que debe pagar la organización con sus recursos. Si no ha sido así y se confirma, seremos los primeros en indignarnos y asumir las consecuencias oportunas.

P. ¿Qué consecuencias?

R. Primero devolver el dinero de inmediato y, segundo, analizar el procedimiento por si cabe algún tipo de responsabilidad política. Si hay algún responsable con cargos en la actualidad, no podrá seguir. Somos una nueva ejecutiva con muy poco tiempo de desarrollo, pero no vamos a consentir ningún tipo de irregularidad.

P. ¿Por qué surgen ahora las cuestiones sobre facturas de hace años?

R. En 2012, UGT Andalucía tuvo que adoptar medidas de recortes económicos que afectaron a trabajadores de la plantilla. Fue una etapa muy dura, para los trabajadores y para las direcciones del sindicato. A raíz de esa negociación para intentar llegar a un acuerdo de rebajas salariales, que fue imposible, o con los expedientes de regulación de empleo posteriores, hubo una afectación a trabajadores que podrían haber filtrado algún tipo de documentación. No tenemos constancia de que sea así, pero nos preocupa que se sustrajera documentación. Lo que deberían haber hecho es haber denunciado cualquier anomalía cuando se produjo.

Detectar errores es normal y también lo es subsanarlos

P. ¿Por qué no se denunciaron cuando se produjo?

R. Si yo soy conocedor de una anomalía, soy responsable de denunciarlo de forma inmediata. De otra forma, sería colaborador.

P Si salió documentación sin autorización, ¿por qué no lo denuncia?

R. Si tuviésemos la certeza y la confirmación de que fue así, actuaríamos en consecuencia. Hoy por hoy no podemos decir que fue así.

P ¿Se ha puesto en contacto la fiscalía?

R. Hasta el día de hoy, no.

P ¿Teme su actuación?

R. Estamos a disposición y tenemos la voluntad, como no puede ser de otra manera, de colaborar y esclarecer, si lo hay, cualquier error con cualquier Administración, con el Parlamento o con la justicia.

P ¿Por qué las auditorías no detectaron irregularidades?

R. Estamos analizando por qué, si ha habido errores, no se han detectado. Es una de las líneas de trabajo de la comisión de investigación.

P ¿Le ha dado instrucciones Cándido Méndez?

R. Hemos hablado y tiene confianza, como el resto de compañeros, en que todo es adecuado y que, si hay errores administrativos, se dará la respuesta ordinaria. Nos ha mostrado su solidaridad. Un error puntual, si lo hay, no puede echar por tierra nuestra labor. Detectar errores es normal y es habitual subsanarlos.

Más información