Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Xunta recibió “documentación importante” y decidirá si avala Corcoesto

El director general de Minas sostiene que no el Gobierno gallego analizará pormenorizadamente y sin plazos el proyecto de la explotación a cielo abierto

El Gobierno gallego ha recibido nueva documentación “muy importante” de la empresa minera de Corcoesto —filial de la multinacional canadiense Edgewater—, y la está evaluando “pormenorizadamente”. Y no ha descartado permitir la explotación a cielo abierto después de haber requerido a la empresa que aportase más garantías técnicas y financieras a cambio de sacar adelante el proyecto. Lo anunció ayer el director general de Energía y Minas de la Consellería de Industria, Ángel Bernardo Tahoces, quien defendió que la filial canadiense ha remitido “más de 2.000 folios” (luego matizó que esta cantidad no es literal, sino una estimación), que “la Xunta está estudiando pormenorizadamente”.

La Xunta paralizó el pasado mes de julio el proyecto de Corcoesto al “no cumplir los requerimientos técnicos y económicos” para ser aprobado, y después de que ecologistas, partidos políticos, vecinos de la zona y decenas de miles de particulares hayan mostrado su rechazo (en manifestaciones y peticiones sociales a través de plataformas de Internet) a este tipo de minería. El propio presidente, Alberto Núñez Feijóo, el primero que anunció los planes de la multinacional canadiense como una oportunidad para el empleo de la Costa da Morte, afirmó antes de las vacaciones que su Ejecutivo “no autorizará” los planes de la minera sino cumple “las máximas garantías de viabilidad”.

Tahoces avanzó ayer que Industria “evalúa pormenorizadamente” los aspectos que afectan a la viabilidad económica y solvencia financiera, así como “las reservas existentes en el yacimiento”. El alto cargo de la Xunta indicó que este “proyecto importante” requiere de un “estudio pormenorizado, serio y solvente”. La actuación de la Xunta respeto a la minería se encuadra dentro de los siguientes parámetros, explicó: “Modernidad, seguridad, sostenibilidad medioambiental y el compromiso con Galicia”.

Tahoces también desveló que la Xunta no se pone un plazo para tomar una decisión definitiva, por lo que no habrá un pronunciamiento hasta que “se estudie pormenorizadamente la nueva documentación recibida con cientos de folios”. “Nosotros no queremos adoptar ninguna decisión precipitada, ninguna, queremos adoptar una decisión solvente y rigurosa”, concluyó el responsable de Minas de la Xunta.

 

Más información