Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

96 municipios alicantinos ahorrarán 385.000 euros cambiando el alumbrado

Las medidas suponen también reducir las emisiones a la atmósfera de 541 toneladas de CO2

Un total de 96 municipios de la provincia de Alicante ahorrarán 385.000 euros este año y reducirán sus emisiones anuales de CO2 en 541 toneladas cambiando el alumbrado y aplicando tecnología LED en sus edificios, según han informado fuentes de la Diputación provincial de Alicante.

La institución provincial ejecutará este año 1,9 millones de euros para desarrollar el Plan de Provincial de Ahorro Energético en estos 96 municipios. Esa cantidad, unida al millón invertido el año pasado, supone la utilización del 64 % de los 4,5 millones presupuestados para reducir el consumo de energía en la provincia. El periodo de retorno medio de la inversión es de cinco años.

El año pasado, el ahorro de energía estimado fue de 664,5 megavatios hora por año y el ahorro económico alcanzó los 115.000 euros anuales para el conjunto de los ayuntamientos adheridos al plan.

El ahorro podría ser mayor ya que de los 123 ayuntamientos alicantinos que están adheridos al acuerdo, son 96 los que han presentado sus planes de acción a la Agencia Provincial de la Energía. Las comarcas de L'Alcoià-El Comtat y la Marina Alta, con 19 y 17 consistorios, respectivamente, son las que más programas han elaborado para ahorrar energía.

El año pasado, el ahorro de energía estimado fue de 664,5 megavatios hora por año y el ahorro económico alcanzó los 115.000 euros anuales para el conjunto de los ayuntamientos adheridos al plan. Las acciones previstas este año por parte de los ayuntamientos dentro de los planes de acción corresponden a mejoras en el alumbrado público y en edificios municipales.

Respecto al alumbrado público se trata en gran medida de sustitución de luminarias de vapor de sodio o mercurio por lámparas de halogenuro o tecnología LED. Es lo que han presentado los consistorios de Agres, Alcocer de Planes, Alcoleja, Almudaina, Banyeres, Benasau, Benimassot, Cocentaina, Facheca, Famorca, Gaianes y Onil, todos ellos en la comarca de L'Alcoià-El Comtat.

En la Marina Alta lo han hecho los de Benimeli, Benissa, Benitachell, El Ràfol de Almúnia y Murla. En la Marina Baixa, los de Bolulla y Sella.

En la Vega Baja, los de Albatera, Formentera del Segura, Granja de Rocamora, Redován, Los Montesinos y Callosa de Segura.

En el Alto Vinalopó, el de Sax, y en el Medio, los de Algueña, Hondón de las Nieves y Pinoso, mientras que en el Baix Vinalopó se está pendiente de la revisiones de los planes presentados. En L'Alacantí, La Torre de les Maçanes también cambiará de vapor de sodio a LED en el alumbrado público.

En cuanto a mejoras en edificios municipales destacan la introducción de la tecnología LED, en lugar de lámparas halógenas, en los ayuntamientos de Agres, Almudaina, Muro de Alcoy, Benifallim y Cocentaina y en los colegios públicos de Agres, Almudaina y Muro, en L'Alcoià-El Comtat.

En la Marina Alta, esta sustitución se ha incluido en los de La Vall d'Alcalá y Ondara. En este último municipio también se ha sustituido en la Escuela de Música, el auditorio y el edificio de la tercera edad, entre otros inmuebles.

En la Vega Baja se ha cambiado el alumbrado interior convencional por lámparas de LED en el Ayuntamiento, el Retén de la Policía Local y en la Biblioteca de Guardamar. En el Medio Vinalopó, en la piscina municipal de Monóvar y en los polideportivos y campos de fútbol de Petrer y Pinoso se usarán instalaciones solares para obtener agua caliente.