Ferrol autorizó la gasolinera flotante sin informe ambiental

El puerto descarta ahora que tengan la intención de permitir el trasvase de fuel en la ría

Al fondo, gabarra que iba a ser usada de gasolinera flotante en Ferrol.
Al fondo, gabarra que iba a ser usada de gasolinera flotante en Ferrol.gabriel tizón

Los permisos que la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao otorgó a dos compañías para que surtieran de combustible a los buques en aguas de la ría se aprobaron sin informe ambiental y por un periodo de 10 años. Ni la Xunta ni el Ministerio de Medio Ambiente se pronunciaron sobre las licencias aunque el bunkeringconsiste en trasvasar hidrocarburos entre medios flotantes, por ejemplo desde una gabarra que funcionaría como gasolinera móvil para llenar los depósitos de los miles de buques —unos 200.000— que cada año navegan por el corredor marítimo de Fisterra. El movimiento de fuel de un tanque a otro entraña un riesgo altísimo de vertidos, un peligro que se multiplica para una ría pequeña y estrecha como la de Ferrol, rica en bivalvos y con un hábitat tan singular como delicado.

La Autoridad Portuaria sostiene que legalmente no se requerían más informes que el visto bueno de la Capitanía Marítima y de la Abogacía del Estado. El Pliego de condiciones para el servicio comercial de suministro, desde medios flotantes a buques, de productos petrolíferos en la zona de servicio del puerto de Ferrol se aprobó en noviembre de 2012. Esa operación se puede hacer con el barco receptor atracado en el muelle o con las dos naves fondeadas en el mar. La primera es bastante común y lleva aparejado el despliegue de barreras anticontaminación mientras que la segunda entraña mayor riesgo porque no hay un punto fijo en tierra. El bunkering entre buques fondeados es una práctica similar a la que el Gobierno ha prohibido en Gibraltar aunque a menor escala, porque el suministro se hace desde un barco más pequeño que las macrogasolineras del Estrecho. El puerto sostiene que “se trata de casos diferentes” y defiende que el pliego “regula” un servicio que ya venían realizando empresas extranjeras en la ría desde hace años “con mayores garantías de seguridad y protección ambiental”.

Más información

Más barato

En marzo y junio de 2013, el Consejo de Administración, donde están representados el Ayuntamiento y la Xunta, autorizó a Sertosa Norte,SL y Vmarine Fuels Limited a trasvasar combustible a flote en la ría durante una década y tramitaba una tercera licencia para Aegean Ltd. Por cada tonelada de combustible, el puerto recaudaría 0,10 euros mientras que los buques que acudiesen a repostar en fondeo se ahorrarían las tasas de amarre, más costosas. La alarma generada por el bunkering entre mariscadores y municipios de la zona obligó al puerto a dar marcha atrás sin explicar, ni antes ni ahora, cómo o dónde estaba previsto realizar el suministro. El alcalde, José Manuel Rey (PP), se apresuró a decir esta semana que las licencias estaban “bloqueadas” mientras desde el ente portuario repiten que “ni se ha hecho ni está prevista ninguna operación de trasvase en fondeo”. La gabarra Monte Arucas, un antiguo buque anticontaminación ahora arrendado por Sertosa con fuel de Cepsa, ya ha surtido a dos barcos atracados y a ninguno fondeado, precisa el puerto.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50